Los hipopótamos del río de Luangwa de Zambia están viviendo la vida fácil, o eso parece. Se trata de una de las peores criaturas de la Tierra y la vida fluctúa entre la serenidad del sol en el agua, a la terrible brutalidad de la dominación y la agresión.