La interesante historia de la perla del mar del sur de Australia, la joya marina más valiosa y rara, es la historia de una colaboración fascinante. Estas perlas, forjadas por la naturaleza y cultivadas por el hombre, nacen en uno de los parajes más remotos e impresionantes del mundo. El primer paso de esta arriesgada aventura es la búsqueda de ostras perleras por parte de los submarinistas, una aventura que si tiene éxito puede resultar en una recolecta de más de cien millones de dólares.