Las carreras del festival de la Barca del Dragón celebran el pasado de China

Esta tradición secular sigue con vida hoy en día.lunes, 25 de junio de 2018

Por Soo Youn - National Geographic
Las carreras del festival de la Barca del Dragón celebran el pasado de China
Las carreras del festival de la Barca del Dragón celebran el pasado de China

El quinto día del quinto mes del año lunar se celebra el festival de la Barca del Dragón en Asia.

La celebración del evento, registrado como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad de la UNESCO, varía; pero el agua, los dragones y las barcas son ubicuas. También es fundamental preparar y comer unas bolas de arroz envueltas en hojas de bambú, un plato llamado zongzi en mandarín. Esta comida puede ser salada (rellenas de carne, huevos y champiñones) o dulces (llenas de pasta de alubias rojas), o las dos cosas. Las variedades abundan.

Respecto a los orígenes del festival chino de la Barca del Dragón, es importante saber que en realidad sabemos bien poco. «Es ficción, como la Navidad, Papá Noel y todo lo asociado a ello. Quizá la gente sepa que están conectados con rituales paganos. Nadie conoce los orígenes reales de ninguno de estos festivales, la verdad», afirma Erica Brindley, profesora de Estudios Asiáticos, Historia y Filosofía en la Universidad del Estado de Pensilvania. «Probablemente se remontan a hace mucho tiempo, pero las explicaciones son recientes, en torno a los últimos 200 años».

Hasta el hecho de que la tradición sea china es un tema de debate. Al igual que gran parte de la historia de Asia, surgen dudas sobre quién tiene la cultura. En 2005, los surcoreanos registraron en la UNESCO su festival Dajone en la localidad coreana de Gangneung. El ritual, que también se celebra el quinto día del quinto mes, es un ritual chamánico que rinde homenaje a una deidad de la montaña que cuenta con canciones populares tradicionales, bailes de máscaras, poesía y la elaboración de un licor especial. Según la UNESCO, en esa tradición coexisten rituales confucianos, chamánicos y budistas.

La acción coreana se recibió con indignación en China, que registró su propio festival de la Barca del Dragón. Aunque las celebraciones varían, es una tradición originaria de China meridional, según Brindley. «Es una zona acuosa, es subtropical, como Florida o el Caribe. Está vinculada al agua, la natación y los barcos. Las serpientes y los dragones eran muy importantes».

Un personaje clave de muchas de las celebraciones regionales es Qu Yuan, poeta y estadista en los estados meridionales en la corte de Chu. El emperador lo exilió por advertir de una invasión del estado de Qi y proponer una alianza para descabezarlo, pero más adelante quedó justificado cuando ocurrieron estos hechos. Cuando el emperador fue capturado, Qu Yuan se ahogó en el 278 a.C.

El suicidio de Qu Yuan se interpreta como lealtad hacia el estado y un derivado de su devoción filial, una virtud venerada en China, afirma Brindley. Se tiran zongzi al agua para alimentar su espíritu.

En cualquier caso, la poesía de Qu Yuan sigue inspirando asombro entre los eruditos actuales. «Es fantástica y colorida y habla del espíritu del mundo. Es muy hermosa», añade Brindley. «El festival proyecta estas historias y las vincula con la tradición».

Seguir leyendo