Arañas gigantes, masas voraces y criaturas de los pantanos son animales que parecen sacados de una película de miedo. Pero estos asesinos tan escalofriantes existen de verdad. Y muchas veces, la realidad es aún más rara que la ficción.