All
En Egipto, 1888, Flinders Petrie consiguió por fin entrar en la cámara funeraria del rey Amenemhat III, pero alguien, había conseguido entrar antes que él y llevar a buen término el atraco del milenio