Los osos pardos fueron los reyes indiscutibles de los depredadores del parque Yellowstone durante generaciones, pero la situación dio un vuelco cuando un viejo rival regresó a las praderas. Después de casi un siglo desaparecidos, los lobos se reintrodujeron en Yellowstone y hoy vuelven a representar un papel crucial en el ecosistema que depende de ellos.

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved