La televisión tuvo un asiento de primera fila el 30 de marzo de 1981, cuando John Hinckley Jr., de veinticinco años, disparó al presidente Ronald Reagan. NGC analiza los testimonios de los testigos y el impresionante video del intento de asesinato, filmado por tres cámaras de tres cadenas distintas. Descubrimos por qué la situación hizo que aumentase tanto el nivel de popularidad del presidente.