El siluro, que con hasta 2,67 metros es el pez de agua dulce más grande de Europa, está evolucionando rápidamente a medida que coloniza nuevos ríos. Actualmente se encuentran ejemplares que muestran nuevos comportamientos, colores y tamaños.