De las montañas más altas a los ríos más salvajes, la selva más frondosa, y las placas de hielo más fríos. El mundo está lleno de paisajes hostiles que cuestionan la existencia misma de la vida. Pero los animales parecen decididos a adaptarse a ellos. Con los organismos especializados, las dietas inusuales y comportamientos únicos que han conquistado todos los rincones del globo. Ellos son los verdaderos amos de la naturaleza.