None
150 millas al sur del continente australiano se encuentra uno de los desiertos más remotos y vírgenes que quedan en el planeta. Tasmania es un refugio de magníficos bosques, cordilleras nevadas, ríos salvajes y costas vírgenes. El hogar del carnívoro marsupial más grande: el gritón y malhumorado Demonio de Tasmania. Tasmania es una isla santuario para el tigre Quoll, el equidna, el pademelon y la serpiente tigre. Frente a la costa, los bosques de algas gigantes son el hogar de una gran variedad de criaturas extrañas del mar.