12+
El 11 de marzo de 2011 Japón sufrió los efectos de un terremoto de magnitud 9. Durante las horas que siguieron al seísmo, los habitantes de la zona vieron horrorizados cómo varias olas gigantes barrían la costa, inundando poblaciones enteras y destrozándolo todo a su paso.