Las Tierras Altas escocesas, castigadas por el hielo y las tormentas, abarcan más de cincuenta mil kilómetros cuadrados que incluyen costas, lagos y montañas. A primera vista parecen un lugar inhóspito y yermo, pero sin embargo la vida prospera en este territorio implacable. Esta impactante serie nos presenta un hermoso retrato de la vida de la Escocia más auténtica, tanto de sus animales como de sus gentes.