Este es uno de los santuarios de vida silvestre más importantes del continente. Es Sierra Morena, y es objeto de ataques. Una árbol plaga arruina el bosque y el ecosistema está luchando por recuperarse. La intervención humana causa un daño sin precedentes. Si seguimos destruyendo el ambiente en el que vivimos, el próximo candidato a la extinción podemos ser nosotros.