Animales

Sudáfrica legaliza de nuevo la venta de cuernos de rinoceronte

John Hume espera que celebrar una subasta de cuernos de rinoceronte ayude a proteger a los maltratados rinocerontes del mundo, generando al mismo tiempo un gran beneficio. Jueves, 9 Noviembre

Por Jani Actman

Unos 1.500 rinocerontes vagan por el rancho de John Hume en Klerksdorp, en Sudáfrica, a 160 kilómetros de Johannesburgo. Cada 20 meses aproximadamente, Hume, que cría más rinocerontes que nadie en el mundo, tranquiliza a los animales y les extrae el cuerno. Lo hace para mantener a raya a los furtivos y por la posibilidad de algún día poder sacar provecho de su reserva de más de seis toneladas.

Ese día ha llegado. Hoy, Hume planea celebrar una subasta online para vender 264 cuernos de rinocerontes a residentes sudafricanos.

La moratoria de la compra y la venta del cuerno de rinoceronte en Sudáfrica ha sido vigente desde 2009, pero en 2015, Hume y otro criador de rinoceronte presentaron una demanda para anularla. Una decisión judicial final en abril ha abierto el camino a que empiece de nuevo el comercio nacional, aunque la prohibición del comercio internacional, vigente desde 1977, se mantiene.

El Departamento sudafricano de Medio Ambiente obliga a cualquiera que pretenda comprar o vender cuerno de rinoceronte a solicitar un permiso. Hume ganó un proceso judicial el domingo para poder recibir el suyo, según relatan tuits de periodistas sudafricanos que se encontraban en la sala.

Sigue leyendo: Unos cazadores furtivos matan a un rinoceronte en un zoo de París y roban su cuerno

El objetivo declarado de la subasta de tres días en la web es «recaudar dinero para financiar la cría y la protección de los rinocerontes», como señala la web en la que se celebrará la subasta, supervisada por Van's Auctioneers, en Pretoria.

Sudáfrica es el hogar del 70 por ciento de los últimos 29.500 rinocerontes blancos del mundo, pero se encuentra inmersa en una crisis de caza furtiva. El año pasado, los furtivos mataron a más de 1.050 rinocerontes en el país, una cifra impactante teniendo en cuenta que en 2007 solo habían asesinado a 13. Se aprovechan de la demanda de cuernos de rinoceronte, traficados a China y Vietnam mayoritariamente, donde se tallan para hacer tchotchkes y arte, y se venden para su uso en medicina casera.

(Los cuernos de rinoceronte están hechos de queratina, la misma proteína que hay en el pelo humano y en las uñas, y existen escasas pruebas de que tengan propiedades curativas).

Hume se gasta 170.000 dólares al año en la seguridad para sus rinocerontes, según la web de la subasta, además de los costes adicionales que suponen la alimentación de los rinocerontes y los servicios veterinarios. Parte de sus gastos se destinan a recortar sus cuernos.

El concepto de la venta de cuernos en Sudáfrica ha generado controversia y la mayoría de grupos de conservación se oponen a la idea. Los críticos destacan que el mercado nacional de cuerno de rinoceronte en Sudáfrica es prácticamente inexistente y están preocupados por que cualquier cuerno vendido a nivel nacional sea transportado de contrabando fuera del país.

Más sobre rinocerontes: Un nuevo y alarmante informe señala a China como principal mercado negro de cuerno de rinoceronte

«Es difícil ver cómo una subasta nacional de cuerno de rinoceronte puede hacer otra cosa que no sea enviar señales confusas al resto del mundo», afirma Ross Harvey, economista e investigador con el Instituto sudafricano de Asuntos Internacionales. «Si el mercado nacional de Sudáfrica es prácticamente inexistente, uno tiene que preguntarse a quién venderán sus cuernos los compradores de esta subasta».

Los opositores están especialmente preocupados por la subasta de Hume porque tiene páginas en vietnamita y en chino, además de una en inglés. «Claramente, el señor Hume tiene en mente un mercado más amplio y esto pone en cuestión sus motivos para vender el cuerno, a mi parecer», escribió Joseph Okori, director de la oficina regional de Sudáfrica del Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales, en una entrada en la web de la ONG.

La oposición a la subasta es tan grande que unos hackers provocaron la caída de la página web la semana pasada. «Tu falta de la compasión normal por los animales es indignante y la hemos tratado de forma correspondiente», decía una declaración en la página hackeada, que ya se ha restaurado. Un grupo llamado National Frog Agency/Central Frog Services, con la cuenta de Twitter @NFAGov, se atribuyó la autoría del ciberataque.

Noticia relacionada: Récord de muertes de rinocerontes en Sudáfrica

Sin embago, Hume, en la página de la subasta, afirma que el comercio legal de cuernos de rinocerontes hará competencia al comercio ilegal y hará que baje el precio del cuerno, que puede alcanzar aproximadamente los 2.500 euros cada kilo y medio en el mercado negro de Sudáfrica. Sin embargo, la subasta no tendrá un precio fijo de salida, según dijo John Van Eyk, de Van's Auctioneers, a Agence France-Presse, según Phys.org.

«Tenemos que ver qué cantidad está dispuesta a pagar la gente, lo que nos dará una idea del precio en el mercado legal», dijo él. Los 264 cuernos que saldrán a la venta podrían pesar hasta media tonelada.

El gobierno sudafricano insiste en la existencia protecciones para evitar que los cuernos se filtren al mercado negro. «El departamento tiene en cuenta la necesidad de seguir el movimiento de cuernos, y por esta razón tenemos sistemas en marcha que nos permiten hacerlo», dice una declaración publicada el 17 de agosto por Edna Molewa, ministra de Medio Ambiente.

Molewa ha señalado como ejemplos de seguimiento de los cuernos por parte del gobierno el sistema de permisos, los requerimientos de marcado, una base de datos nacional de cuernos de rinoceronte y la necesidad de un perfil de ADN.

Huma también planea celebrar una subasta física de cuernos de rinoceronte en septiembre.

Sigue leyendo: Las cinco especies más amenazadas del planeta

Seguir leyendo