El tráfico ilegal de cachorros en la UE, una triste historia perruna

Pues sí, sí que existe el tráfico ilegal de cachorros dentro de la Unión Europea. Y si, si que es tan triste como te lo imaginas. Descúbrelo aquí.martes, 21 de noviembre de 2017

Por Redacción National Geographic

Muchas veces no hay mejor compañía en el mundo que la de un perro, y cuando es cachorro aún más. Son tan adorables y tiernos que muy pocos resisten la tentación de llevarse uno a casa. Y con la llegada de las Navidades, aumenta más ese impulso.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Detrás de ese encantador bebé perruno podría esconderse una terrible trama ilegal de tráfico desde países del este a los del oeste de Europa. Eso es lo que llevan denunciando durante años las asociaciones de defensa de los animales FAADA y ANDA, representantes en España de Eurogroup For Animals. La desprotección jurídica que sufren estos pequeños animales, cuya meta es viajar amontonados durante miles de kilómetros hasta la otra punta del continente, apenas destetados de sus madres y sin ninguna seguridad sanitaria, es enorme.

Y es muy difícil conocer el número de cachorros que han nacido en semejantes circunstancias. Tomando como referencia el último informe de IFAW (International Fund for Animal Welfare) sobre venta online de cachorros en Estados Unidos, son cientos de miles los que, casi con certeza, provienen de operaciones comerciales de cría de perros a gran escala conocidas como «fábricas de cachorros» donde, entre otras atrocidades, las perras mamás viven en jaulas insalubres y hacinadas, sin atención veterinaria y con poca o ninguna socialización humana, con un único objetivo: el de quedar una y otra vez embarazadas hasta que no puedan más y sean sacrificadas.

Galería relacionada: 

Estos datos de Estados Unidos, bien podrían extrapolarse a Europa. Según ANAA (Asociación Nacional de Amigos de los Animales) se estima que cerca de 46.000 perros son comercializados entre Estados miembros de la Unión Europea cada mes, y de ellos decenas de miles son las víctimas de esta red de tráfico ilegal.

Ya en nuestro país, el Ministerio de Medio Ambiente reconoce que hay más de 5 millones de perros censados, pero no todos llegan dentro de la legalidad y no todos acaban cuidados y respetados en un entorno familiar.

Sigue aprendiendo: Los perros son más inteligentes de lo que pensamos

Los europeos, cada vez más amigos de los animales

Este mercado se ha mantenido y fructificado en los últimos años por el desconocimiento o la falta de interés de los compradores a la hora de conocer el origen de esos cachorros. Hasta ahora. Porque según la encuesta del Eurobarómetro publicada en marzo de 2016, una mayoría absoluta de los europeos, el 76 por ciento, considera muy importante el bienestar animal y desearía ver mejoras en la manera en que se protege.

Esas voces cada vez más numerosas a favor de la protección de los animales ha llegado hasta Bruselas, y la Unión Europea quiere tomar cartas en el asunto. A principios del mes de noviembre, cinco países, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Holanda y Suecia, presentaron una Declaración conjunta, solicitando que se adoptaran las medidas necesarias para poner fin al tráfico ilegal de perros dentro de la Unión Europea.

En la declaración se pide también a la Comisión Europea que realice una evaluación de riesgos y una evaluación de impacto, que identifique y analice los riesgos para el bienestar animal, la protección del consumidor, la salud animal y pública y las distorsiones en el comercio de mascotas dentro de la Unión Europea.  Pero además, quieren que se amplíen las herramientas para la lucha contra el tráfico ilegal, como por ejemplo incluir un sistema de identificación y registro compatibles en toda la Unión Europea para perros, utilizando los mismos datos (por ejemplo, fecha de nacimiento), o que solo se emitan pasaportes europeos para perros para los cuales el organismo de entrega puede verificar que el animal está registrado en la base de datos.

Estas propuestas también llaman a la responsabilidad de criadores, comercios y distribuidores, y por ello, piden que se establezcan unos requisitos mínimos de bienestar y una obligación de registro.

Sigue aprendiendo: Los perros saben exactamente qué decimos y cómo lo decimos

El tráfico ilegal en cifras

Labradores, Beagles, Golden Retriever, Dalmatas, Boxer, Cocker, Schnauzer o Chihuahua, son solo algunas de las razas preferidas a la hora de comprar un pura raza, pero hay de todo. Y como se han convertido en un artículo de lujo, las mafias han visto el negocio y hacen dinero consiguiendo de manera ilegal introducir, solo en nuestro país, más de 11.000 perros de raza que luego ponen a la venta por la mitad de precio.

Según Protect our Pets, los países productores son Polonia, República Checa, Eslovaquia, Rumanía, Estonia y Hungría, siendo esta última la principal criadora de cachorros. Alemania, Holanda e Italia se colocan en los primeros puestos del podio de compradores, seguidos de Austria, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, Francia, Grecia y España.

El Viejo Continente se ha convertido en uno de los mayores hogares de animales de compañía. Con datos de 2016, ya hay 181 millones de propietarios de perros y gatos, y el 70 por ciento de estos se concentran en Francia, Italia, Alemania, España y Reino Unido.

Cada año se destinan 8,5 millones de euros a su cuidado, pero los austríacos y los alemanes son los más obsesionados con la pura raza, y para ello destinan una media de entre 1.000 y 1.200 euros en hacerse con un cachorro.

El tráfico ilegal de animales no es nuevo. Mueve grandes cantidades de dinero a nivel mundial, comparable con la trata humana. La UNODC en su informe del pasado año dice que traficar con animales silvestres es el cuarto negocio ilegal más lucrativo del mundo, después de las drogas, la falsificación y el tráfico de personas.

Más sobre perros:

Los perros cambian su expresión facial cuando les prestamos atención
Seguir leyendo