La historia tras esta increíble imagen de un frailecillo atlántico

Descubre cómo se sacó esta fotografía presentada al concurso de Fotógrafo de Naturaleza del Año 2017 de National Geographic.lunes, 6 de noviembre de 2017

Por Austa Somvichian-Clausen
El frailecillo atlántico puede sostener un gran número de peces pequeños en su espacioso pico.
El frailecillo atlántico puede sostener un gran número de peces pequeños en su espacioso pico.
foto por Sunil Gopalan, National Geographic Your Shot

 «Principalmente saco fotos de aves», explica Sunil Gopalan, fotógrafo de National Geographic Your Shot e ingeniero informático. «Antes había fotografiado a otras dos especies de frailecillos (el corniculado y el coletudo) en Alaska, y la única que me quedaba en la lista era el frailecillo atlántico».

Gopalan dice que esta especie de frailecillo en particular puede encontrarse a ambos lados del océano Altántico, pero quería encontrar una ubicación remota para fotografiarlos; cuanta menos gente, mejor. Tras investigar un poco, se dirigió a Fair Isle, una pequeña isla en la costa frente a Shetland, en el norte de Escocia.

En su página web, Shetland se autoproclama famosa por sus «aves, sus prendas de punto y sus naufragios históricos». Solo se puede llegar a Fair Isle en un viaje de cuatro horas en ferry o en un pequeño avión de dos motores, lo que la convierte en un destino poco frecuentado, aunque de una belleza impresionante.

Los viajes de Gopalan lo llevaron del Medio Oeste de Estados Unidos hasta Glasgow y de ahí hasta Sumburgh, donde se subió a un pequeño avión hacia el paraíso de frailecillos. Aunque la mayor parte del tiempo que pasó en la isla hizo un tiempo perfecto, una mañana lluviosa le dio la oportunidad de retratar algo diferente. Gopalan estaba pensando en tomarse el desayuno cuando un frailecillo empapado apareció llevando en el pico su propio desayuno.

Este era su momento de actuar, por lo que sacó una foto tras otra. El resultado: fotografías impresionantes del ave salvaje con un abundante festín de peces diminutos en su pico mientras llevaba su captura a su polluelo hambriento. Subió su mejor fotografía con la esperanza de ser nombrado el Fotógrafo de Naturaleza del Año 2017 de National Geographic.

Unos peces cuelgan del pico de un frailecillo atlántico en camino a alimentar a su joven cría.
Unos peces cuelgan del pico de un frailecillo atlántico en camino a alimentar a su joven cría.
foto por Sunil Gopalan, National Geographic Your Shot

Los frailecillos atlánticos pasan la mayor parte de su vida en el mar y solo regresan a tierra para formar colonias de cría durante la primavera y el verano. El pico del frailecillo atlántico tiene un tono gris opaco durante el invierno, pero cambia a naranja brillante con la llegada de la primavera. Este cambio hace que se haya ganado el apodo de «loro de mar».

Cuando Gopalan visitó Fair Isle en julio, las mamás frailecillo ya habían puesto sus huevos (normalmente uno por nido) en los acantilados rocosos del Atlántico Norte. Durante esta temporada, los padres se turnan para alimentar a sus polluelos con peces pequeños que atrapan en sus espaciosos picos.

Los frailecillos atlánticos, aves extremadamente ágiles, se desplazan por el agua con patas palmeadas que hacen las veces de timón y se sumergen a profundidades de hasta 60 metros. Suelen cazar peces pequeños como arenques o anguilas de arena y regresan a sus nidos dando hasta 400 aleteos por minuto, alcanzando una velocidad de 25 kilómetros por hora

Los frailecillos atlánticos pueden encontrarse en ambos lados del océano Atlántico, como este en el norte de Escocia.
Los frailecillos atlánticos pueden encontrarse en ambos lados del océano Atlántico, como este en el norte de Escocia.
foto por Sunil Gopalan, National Geographic Your Shot

El desafío de retratar a aves tan rápidas como el frailecillo atlántico es precisamente lo que los convierte en su sujeto fotográfico favorito y hace que Gopalan viaje con tanta frecuencia como le es posible para intentar fotografiar a nuevas especies de todo el mundo. A continuación, sube sus imágenes a Your Shot. Gopalan dice que «National Geographic es la regla de oro de los entusiastas de la naturaleza. Recuerdo leer números antiguos de la revista e imaginar cómo sería trabajar en uno de sus encargos».

Según él, Your Shot es una forma perfecta de involucrarse en la comunidad fotográfica y así es capaz de estar en buena compañía, al interactuar con otros fotógrafos de la plataforma. «Ese es el tipo de inspiración que todos necesitamos para seguir mejorando y la competición de Fotógrafo de Naturaleza es el nivel más alto al que aspirar», afirma.

Puedes ver más fotografías de Sunil Gopalan en http://www.sunilsphotos.com/

¿Crees que tienes la foto ganadora? Sube tu mejor fotografía de naturaleza para tener la oportunidad de convertirte en el Fotógrafo de Naturaleza del Año 2017 de National Geographic.

Galería relacionada: 44 fotografías impresionantes de animales salvajes

Seguir leyendo