Estos camarones de neón son las abejas del mar: te explicamos por qué

Los camarones reina, que ponen huevos, gobiernan colonias complejas, y un nuevo estudio revela su intrigante evolución.

Thursday, March 15, 2018,
Por Jason Bittel - National Geographic
Alfeido
Los alfeidos tienen tenazas increíblemente rápidas que emiten ruidos fuertes en el océano.
Fotografía de Kenneth Macdonald, Smithsonain

Con tenazas que crean ondas de choque ruidosas capaces de sorprender o matar a sus presas a 96 kilómetros por hora, queda claro por qué a los alfeidos se les compara con pistolas.

Pero ser rápidos al desenfundar no es el aspecto más interesante de estos crustáceos transparentes, de los cuales varias especies viven dentro de esponjas en arrecifes de coral.

Resulta que estos camarones son los únicos animales marinos conocidos que practican la eusocialidad, la división del trabajo y el cuidado colectivo de las crías que se suele observar habitualmente en insectos, como las abejas melíferas, y en algunos mamíferos, como las ratas topo desnudas.

Como estos seres, a veces denominados camarones pistola, son las únicas criaturas conocidas con eusocialidad, los científicos están muy interesados en su funcionamiento.

En los últimos años, los expertos han descubierto que las colonias de camarones están en guerra constante: los machos con grandes pinzas vigilan el perímetro de la colonia como soldados haciendo guardia, protegiendo a las reinas ponedoras de huevos. Y ocultos dentro del núcleo de cada colonia están los camarones jóvenes, a los que los adultos protegen y alimentan hasta que están listos para servir.

Los alfeidos viven en colonias que funcionan de forma similar a las de las abejas melíferas, siendo la única criatura marina conocida que lo hace.
Fotografía de Emmett Duffy, Smithsonian

«Cuando crecen, se quedan y cuidan de la siguiente generación», afirma Sally Bornbusch, antropóloga evolutiva y estudiante de doctorado en la Universidad de Duke.

Ahora, en un nuevo estudio, Bornbusch y sus colegas han descubierto un intrigante equilibrio entre la capacidad de las reinas para reproducirse y defenderse.

Guerra y paz

Para el estudio, Bornbusch y sus colegas examinaron más de 300 alfeidos reina recogidos en esponjas en el transcurso de 25 años en arrecifes de coral de Panamá, Belice, las Bahamas, Jamaica y Florida.

Solo se conoce la existencia de siete u ocho especies de alfeidos eusociales.
Fotografía de Kenneth Macdonald, Smithsonain

El equipo descubrió que en las colonias de alfeidos con una sola reina, dicha reina tiende a poner más huevos y tienen tenazas más pequeñas.

Del mismo modo, en especies de camarón en las que hay varias reinas dentro de la colonia, a veces dichas reinas luchan contra sus compañeras de nido por los recursos limitados. Y Bornbusch descubrió que las reinas de dichas especies tienden a producir menos huevos, pero poseen tenazas más grandes.

Aunque comparar los huevos con el tamaño de las tenazas puede parecer trivial, entender este equilibrio podría ayudar a los científicos a entender por qué tan pocos animales han desarrollado conductas eusociales y qué beneficios obtienen aquellos que sí lo han hecho.

«En teoría, no deberías poder desarrollar ambos», afirma Bornbusch, cuyo estudio se publicó el 14 de marzo en la revista PLOS ONE. «Deberías poder equilibrar tu gasto energético entre o bien la reproducción o bien la defensa».

Un alfeido descansa en un arrecife de coral en Célebes Septentrional, Indonesia.
Fotografía de WaterFrame, Alamy

Los alfeidos desaparecen

Pero el biólogo Anthony Zera no está convencido de que Bornbusch haya descubierto un equilibrio evolutivo.

Especialmente en un entorno de laboratorio, «la verdad es que es muy difícil medir los equilibrios, mucho más de lo que creen algunos investigadores», afirma Zera, que estudia este tipo de relaciones evolutivas en la Universidad de Nebraska-Lincoln.

Un alfeido sale de una esponja. Varias especies de este crustáceo pueden vivir en una sola esponja.
Fotografía de Emmett Duffy, Smithsonian

Zera dice que es importante señalar que el nuevo estudio solo investigó a seis especies y que no encontró datos de este equilibrio en todas ellas.

Por su parte, Bornbusch dice que quería incluir a más especies en el estudio, pero solo se conoce la existencia de siete u ocho especies de alfeidos eusociales.

No se sabe cómo forman sus colonias ni cuánto viven estos camarones.
Fotografía de Kenneth Macdonald, Smithsonain

A continuación, Bornbusch pretende investigar la longevidad de estos crustáceos, cómo forman nuevas colonias y cómo las reinas suprimen la reproducción de las otras hembras la colonia.

Por desgracia, quizá se le esté agotando el tiempo: los alfeidos parecen estar desapareciendo, posiblemente por las mismas razones por las que los corales están muriendo en todo el mundo.

Según Bornbusch, hace una década, estos animales habrían dominado los hábitats de esponjas de arrecife, pero ahora muchos están extintos a nivel local.

Nos preocupa la pérdida de los arrecifes de coral por todos los peces hermosos, «pero también afecta a estos diminutos organismos que en realidad son muy importantes para la ciencia», dice ella.

Seguir leyendo