Una extraña criatura marina aparece varada en una playa de Georgia

Los expertos tienen opiniones divididas respecto a si el espécimen es un fraude, posiblemente inspirado en una leyenda local, o un animal en descomposición.

Published 22 mar. 2018 14:20 CET, Updated 5 nov. 2020 7:02 CET

 

No está claro qué es la misteriosa criatura que supuestamente apareció varada en Georgia, Estados Unidos, ni si alguna vez tendremos una identificación definitiva.

La semana pasada, los restos en descomposición de la que parece ser una criatura extraña se encontraron en una playa del refugio nacional de fauna silvestre de la isla Wolf, en el sureste de Georgia, según informaron medios locales.

Jeff Warren, el hombre que supuestamente encontró los restos, envió fotografías a varios medios de comunicación de Georgia y rápidamente atrajo la atención del público.

¿Una criatura de las profundidades?

Las interpretaciones de los científicos marinos que han visto la fotografía varían: la criatura podría ser algún tipo de pez en estado de descomposición o podría ser un fraude absoluto. Sin muestras físicas que estudiar, probablemente será imposible determinar el origen de la criatura, según dicen.

«Se parece a un tiburón abisal, como el tiburón anguila. Aunque no le veo las hendiduras de las branquias», contó Chantal Audra, del Centro de Ciencias del Mar de la isla Tybee, al Savannah Morning News. Aunque también se apresuró en señalar que, sin poder examinar el cuerpo, es pura especulación.

No sería la primera vez que el cuerpo de un pez ha hecho «cosas raras» durante el proceso de descomposición. En febrero de 2017, una «masa peluda» apareció varada en una playa en las Filipinas, lo que provocó gran algarabía. Aunque era casi imposible reconocerlo como tal, se confirmó que los restos pertenecían a una ballena muerta cuyas fibras musculares empezaron a deshilacharse y le daban un aspecto «peludo».

¿Un monstruo legendario?

Hay otros científicos que no están convencidos de que la criatura de Georgia sea un animal.

«Podría haber sido falsificada fácilmente. Creemos que alguien nos está tomando el pelo», afirma el biólogo marino Quinton White de la Universidad de Jacksonville. White dice que sus colegas y él han deliberado sobre a qué podrían pertenecer los restos. «Nunca hemos visto nada igual. No hay indicios de descomposición y parece estar sorprendentemente intacta».

Además, existe una leyenda local sobre el denominado Altamaha-ha que contribuye a este escepticismo. La criatura del tipo monstruo del lago Ness es un personaje popular en el folclore de Georgia y el espécimen varado muestra similitudes con representaciones artísticas de la bestia.

«Estoy convencido de que la "criatura marina" es una maqueta de una cría del monstruo de Altamaha-ha», afirma John «Crawfish» Crawford, naturalista de la Universidad de Georgia Marine Extension y Georgia Sea Grant. Crawford señala que los restos se descubrieron «cerca del epicentro del "hábitat" de esta criatura mítica».

Según White, si realmente fueran los restos descompuestos de una criatura pelágica, como un tiburón, el cuerpo tendría un aspecto más desastroso.

Descubren un extraño y espeluznante pez lagarto intersexual

«Normalmente, la piel se desprende [durante la descomposición]», explica. «Hay trozos de epidermis expuestos. Las extremidades suelen presentar mordiscos de otros animales marinos».

El inusual estado físico de la criatura, el hecho de que no se tomaran muestras de los restos y la coincidencia folclórica hacen que, para él, la historia sea demasiado inverosímil.

«Me parece demasiado fácil».

Añade que cualquiera que encontrase un animal marino raro que ha aparecido varado misteriosamente debería contactar con las autoridades o los expertos en fauna silvestre, quienes podrían estudiar los restos debidamente.

Nancy Butler, representante del Departamento de Recursos Naturales de Georgia, dice que ha enviado las fotografías a sus colegas del Smithsonian para que las estudien en mayor profundidad.

«¿Es una farsa o es real? No lo sabemos», afirma Butler.

Según ella, el departamento se enteró de la existencia de los restos el domingo pasado, después de que se convirtiera en una sensación en Internet. Para cuando pudieron inspeccionar la isla en busca de restos, no encontraron ni rastro.

Seguir leyendo