Animales

Los famosos macacos japoneses se bañan para combatir el estrés

Como nosotros, los macacos japoneses hacen frente al tiempo invernal dándose baños calientes, según ha descubierto un nuevo estudio.Friday, April 6, 2018

Por Sarah Gibbens - National Geographic
Macacos japoneses se bañan en las aguas termales de Jigokudani, Japón.

Existe una razón por la que estos macacos tienen una apariencia tan serena en las fotos. Sumergidos hasta las mejillas en agua caliente y con la nieve flotando sobre sus cabezas peludas, casi parece que están meditando.

Los investigadores siempre sospecharon que los monos usaban las aguas termales para entrar en calor en invierno, y un nuevo estudio publicado en la revista Primates lo confirma. Aunque los investigadores sospechaban que este era el caso, el hallazgo podría aclarar cómo combaten el estrés estos monos.

El gélido norte

De todos los primates del mundo, los macacos japoneses son los que viven más al norte. Durante décadas, los han observado darse baños en el Parque de los Monos de Jigokudani, en Japón. Su conducta se ha vuelto tan entrañable para las personas que miles de turistas suelen viajar al norte para observar la hora del baño de los macacos.

En las regiones montañosas de Japón, los inviernos pueden ser duros. Aunque los monos descansan en un estanque de aguas tranquilas, suelen estar sometidos a nevadas intensas y temperaturas gélidas.

Para comprobar el tipo de beneficio que obtenían los macacos de sus baños, un grupo de investigadores de la Universidad japonesa de Kioto realizó un seguimiento de 12 hembras. Su comportamiento se observó en dos estaciones diferentes: la época en la que dan a luz, entre abril y junio, y el invierno, de octubre a diciembre. Los científicos observaron la frecuencia y el tiempo durante el que se bañaban los monos.

También midieron los niveles de una hormona denominada glucocorticoide a partir de muestras fecales de los macacos. Los glucocorticoides pertenecen a una familia de esteroides que se producen cuando los monos están sometidos a estrés, normalmente al tratar de mantener una temperatura corporal ni demasiado fría ni demasiado caliente.

Baños relajantes

Los resultados del equipo confirmaron que los monos usaban las aguas termales con más frecuencia en los meses de invierno. Se documentó que las hembras con una posición social superior se daban baños más largos (y también participaban en más conflictos).

Cuando los investigadores midieron la cantidad de glucocorticoide en las hembras que se daban baños más largos, descubrieron niveles inferiores de la hormona del estrés en comparación con las hembras que no se habían bañado. Esto significa que las hembras experimentaban menos estrés al tratar de regular su temperatura corporal.

No está claro si darse baños más largos influye en otras hormonas del estrés. A continuación, los investigadores planean estudiar muestras de saliva para medir otras hormonas relacionadas con el estrés. Tienen la teoría de que, al disminuir el estrés, los baños podrían aumentar las probabilidades de los macacos de reproducirse y, de esa forma, asegurar su supervivencia.

Seguir leyendo