Las luces LED verdes podrían salvar a aves y tortugas de las redes de pesca

Un nuevo estudio ha descubierto que es menos probable que estos animales queden atrapados en redes de pesca que emiten luz verde.miércoles, 11 de julio de 2018

Los científicos esperan que la luz verde pueda dar a los conservacionistas de animales marinos un rayo de esperanza.

Un nuevo estudio ha descubierto que las luces LED verdes fijadas a las redes de enmalle —un tipo de red que cuelga como una cortina en el agua— reducían en un 85 por ciento el número de cormoranes —un tipo de ave marina— que se quedaban atrapados de forma accidental al sumergirse en el agua para capturar peces.

Este método se desarrolló originalmente para salvar a tortugas marinas. Eligieron el color verde porque las tortugas son capaces de ver la longitud de onda, pero no los peces, lo que significa que la luz puede usarse para ahuyentar a las tortugas sin comprometer la captura.

Todas las especies de tortuga marina están amenazadas o en peligro de extinción, y la captura incidental por parte de los pescadores supone una amenaza a su existencia. Estudios previos del mismo grupo de investigación demostraron que el número de tortugas marinas atrapadas de forma accidental en redes de pesca descendió en un 64 por ciento cuando se colocaron luces LED verdes. El nuevo estudio, publicado en la revista Open Science, da a los investigadores la esperanza de poder salvar a más especies con una herramienta de bajo coste.

Sin embargo, las organizaciones de defensa de los derechos de los animales siguen mostrándose escépticas respecto a que el método evite más daños a los animales marinos.

Probando las luces verdes

Las criaturas marinas atrapadas por barcos de pesca de forma inintencionada se denominan captura accesoria. Es una consecuencia involuntaria que tanto pescadores como conservacionistas pretenden evitar. Muchos animales, como delfines, ballenas, tortugas y tiburones, se convierten cada año en captura accesoria. Para especies cuya población ya es baja, la captura accesoria no hace más que empeorar el problema.

Las compañías de pesca también tienen un incentivo para reducir la captura accesoria, ya que atrapar de forma involuntaria a estos animales puede dañar las redes.

Para probar la efectividad de la luz, el biólogo de la Universidad de Exeter Jeffrey Mangel trabajó con el grupo de conservación peruano Pro Delphinus para estudiar 114 redes —de unos 500 metros de longitud de media— en la costa de Constante, Perú.

«Las probamos en este lugar en particular porque había una alta tasa de interacción con tortugas marinas», afirma Mangel. Se han probado emisores de ultrasonidos en las redes para disuadir a delfines y ballenas con cierto éxito. Se cree que los ruidos submarinos disuaden a los cetáceos porque los animales usan la acústica para comunicarse. Pero hasta ahora no se había encontrado un método efectivo para disuadir a aves y tortugas marinas.

Además, los científicos no están del todo seguros de por qué funciona la luz verde. «Lo que sabemos es que parece funcionar y ahora nos preguntamos por qué funciona», afirma Mangel.

El ecólogo de la NOAA John Wang observó la interacción de las tortugas marinas con la luz en 2007 y concluyó que, cuando las tortugas se encontraban en un tanque oscuro, la luz las atraía.

Wang, que también fue uno de los autores de este estudio, explica que la razón de que las tortugas se vieran atraídas por la luz entonces y disuadidas en este caso se debe a «cómo responde un animal a una señal sensorial en un contexto específico».

En el caso de una red de enmalle, una tortuga o un ave podría ser capaz de evitar la captura sencillamente porque ve una barrera en el agua.

La teoría de que el contexto es la clave para colocar luces LED también podría explicar por qué el método no funciona en palangres, un tipo de método de pesca que consiste en colocar un cebo en un sedal. Muchos pescadores colocan tubos fluorescentes cerca del cebo para atraer a las capturas.

¿Puede usarlo cualquiera?

En Perú, las redes de enmalle son el método de pesca más habitual usado por pescadores a pequeña escala y Mangel espera que integrar luces en las artes de pesca ayude a encontrar un término medio idóneo entre quienes viven de la pesca y quienes quieren mantener con vida a los animales marinos.

«Estas son comunidades pesqueras y tratamos de encontrar soluciones que permitan a los pescadores seguir pescando», explica Mangel. «Según lo vemos, sí parece escalable. Si podemos reducir el coste de las luces a un par de dólares por luz, veremos algo que posiblemente podremos implementar en entornos a pequeña escala», añade.

Algunas asociaciones de derechos de los animales tienen un enfoque intransigente respecto a las redes de enmalle, aunque suelen apoyar cualquier método que reduzca la muerte de fauna.

«En general, las redes de enmalle son cortinas de muerte para especies perseguidas y no perseguidas», explica por email Todd Steiner, director ejecutivo de Turtle Island Restoration Network. Le preocupa que ideas como las luces LED, que son un intento de salvar a una especie, puedan agravar la captura de otras especies.

Kenny Torilla, de Mercy for Animals, también se hizo eco de la posición de Steiner, añadiendo que su organización apoya la reducción de la pesca desde la propia dieta.

En estudios futuros, Mangel y Wang pretenden seguir investigando cómo pueden usarse los métodos de bajo coste como las luces LED para disuadir a otras especies marinas como delfines, ballenas y marsopas.

Seguir leyendo