Estos raros macacos gemelos son de padres diferentes

Un equipo de científicos se quedó atónito al descubrir que los gemelos de macaco rabón se encontraban bien, ya que no es habitual que sobrevivan en la naturaleza.lunes, 15 de octubre de 2018

Los gemelos son muy inusuales entre muchos primates como los monos del Viejo Mundo, ya que hacen falta mucho tiempo, energía y comida para criar a cada bebé. De ahí la sorpresa al documentar el primer ejemplo de gemelos nacidos en un grupo salvaje de macacos rabones en una zona forestal montañosa de la región central de Tailandia.

Pese a haber compartido útero, los gemelos tienen padres diferentes, según descubrieron los investigadores que realizaron pruebas de paternidad a los monos. Este extraño caso se describe en un estudio publicado en septiembre en la revista Mammal Study.

Aunque se trata de animales salvajes, a veces los humanos los alimentan, lo que podría explicar cómo los gemelos han sobrevivido, según explica Aru Toyoda, primatólogo de la Universidad de Chubu y autor principal del artículo científico.

Lori Sheeran, primatóloga y profesora de antropología de la Universidad de Central Washington que no participó en el estudio, explica que, cuando los monos tienen gemelos, las madres suelen abandonar a uno porque es demasiado complicado cuidar de ambos.

«No es como una economía de escala, en la que no se pierde nada añadiendo a un individuo más. Las crías de primates requieren tanto coste energético que quizá tengas que duplicar la carga de trabajo», afirma Sheeran.

Los macacos rabones viven en grupos de sexo mixto y, aunque los machos juegan de vez en cuando con las crías, la mayor parte de los cuidados son responsabilidad de las madres.

Los partos únicos forman parte de un patrón evolutivo de tener menos crías de cada vez, dedicándole más energía a cada una. «Tenemos mucho interés por los casos en los que se viola ese patrón», afirma Sheeran. «A las hembras se les presenta una especie de problema al tener que cuidar de más de una cría al mismo tiempo».

Sheeran estudió un macaco tibetano (Macaca thibetana) que tuvo gemelos, lo que lo obligó a adaptarse, desplazándose menos y buscando alimentos con mayor contenido energético para sus crías.

Un langur sobrevive a un increíble salto mortal desde una torre eléctrica
Este langur gris se quedó atrapado en una torre eléctrica. Cuando un equipo de rescate intentó ayudarlo, el mono se angustió y ocurrió esto… Aunque los langures son saltadores naturales, este salto desde 20 metros de alto es el doble de la altura de sus saltos medios.

A diferencia de sus progenitores de color marrón oscuro, las crías de macacos rabones (Macaca arctoides) exhiben rostros pálidos y manchas claras entre los marrones y verdes del bosque. Hay casi 400 monos en esta población tailandesa y Toyoda pasó 21 meses estudiando a las criaturas. Durante esa temporada, observó 114 partos y solo un par de gemelos.

En los grupos de sexo mixto en los que viven estos monos, las hembras se aparean con varios machos durante la ovulación. Según Toyoda, que contó con la financiación parcial de una beca Early Career de la National Geographic Society, en el infrecuente caso de que una hembra tenga dos óvulos fértiles, como ocurrió aquí, sería sencillo que estos fueran fertilizados por machos diferentes.

Esta población de macacos rabones posee una tasa superior de pezones de más. Según Jim Moore, antropólogo de la Universidad de California, San Diego, resulta interesante ya que, en otro caso documentado de gemelos, dichos animales también presentaban pezones de más.

Moore publicó un estudio sobre una población de macacos de Formosa (Macaca cyclopis) con pezones de más en la que nacieron gemelos. «Si han descubierto una tercera población, se trata de un patrón». Hasta entonces, según él, se trata simplemente de un hallazgo fantástico y los pezones de más no parecen estar vinculados a la existencia de gemelos en el caso del estudio actual.

Toyoda tuvo que abandonar el lugar de investigación cuando los gemelos cumplieron los cinco meses de edad y, cuando volvió el año siguiente, la madre ya había tenido una nueva cría. Cree que los gemelos se han convertido en macacos adultos del grupo, aunque no está del todo seguro.

«El aspecto más interesante de esto es cómo se adapta la madre a las necesidades de sus crías», afirma Sheeran, aumentando su actividad para compensar, algo que no sería diferente a lo que hacen los miembros de nuestra propia especie. «No sé si esto [se aplica exactamente] a los humanos, pero seguro que las madres de gemelos lo describirían así».

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo