Animales

Esta nueva especie de rana ecuatoriana tiene un arma secreta

Este extraordinario anfibio ecuatoriano podría emplear esta parte del cuerpo para desollar y apuñalar a los depredadores o incluso a otras ranas.jueves, 10 de enero de 2019

Por Liz Langley
Una adulta de la nueva especie Hyloscirtus hillisi parece sonreír a la cámara.

La nueva especie de rana ecuatoriana descubierta por un equipo de investigadores posee una especie de «garra» junto al pulgar que usa como arma secreta.

Según Santiago Ron, líder de la investigación y biólogo evolutivo de la Universidad Católica de Ecuador, es probable que estos anfibios arborícolas empleen este dedo adicional para perforar la piel de depredadores y competidores de la misma especie.

Ron y sus colegas descubrieron a la Hyloscirtus hillisi durante una expedición de dos semanas en la cordillera del Cóndor, una región remota y poco estudiada de los Andes que también está amenazada por la minería.

«Caminamos durante dos días por un terreno escarpado. Entonces, entre el sudor y el cansancio, llegamos a la cima y allí descubrimos un bosque enano», declaró el biólogo de campo Alex Achig. «Fue difícil encontrar a las ranas, porque se confundían con su entorno».

Según un nuevo estudio, es probable que la rara «garra» adicional de las H. hillisi macho y hembra se emplee como mecanismo de defensa.

Por rara que sea, Ron, cuyo estudio apareció recientemente en la revista Zookeys, explica que la estructura de la garra existe en otras cuatro especies de ranas.

Muchos más animales tienen dedos raros, tanto en las manos como en los pies: estos son otros animales que tienen su propia revolución digital.

Gatos polidáctiles

Los gatos suelen tener cinco dedos delanteros y cuatro traseros, pero los felinos con polidactilia —del griego «muchos dedos»— pueden tener seis dedos en las patas traseras, delanteras o ambas.

No son una raza, ya que cualquier gato doméstico puede tener polidactilia si tienen ese gen.

Cientos de ranas arlequín han sido liberadas para intentar salvar a su especie
Cientos de ranas arlequín han sido liberadas para intentar salvar a su especie
Estas diminutas y coloridas ranas emprenden una misión para salvar a su especie. Los científicos liberaron a cientos de ranas arlequín en los bosques de Panamá con la esperanza de recopilar datos valiosos. Su población, en peligro crítico, se ha reducido en más de un 80 por ciento en las tres últimas generaciones, en gran parte debido a una enfermedad letal provocada por un hongo denominado hongo quítrido. Se ha marcado a 500 ranas con señales visibles con luz UV, y en los próximos meses los científicos las seguirán y comprobarán si sobreviven. Los investigadores esperan poder cartografiar las zonas en las que los anfibios son más susceptibles al hongo y encontrar refugios donde las ranas puedan volver a prosperar o incluso crear zonas seguras artificiales.

Los gatitos más famosos de este tipo son probablemente los gatos polidáctiles de la casa de Hemingway en Key West, descendientes de un gato de seis dedos que regalaron al célebre escritor.

Pandas gigantes y pandas rojos

Los pandas gigantes y los pandas rojos son parientes lejanos, pero comparten un rasgo interesante: un «pulgar» falso.

Este dedo innecesario es en realidad el hueso de la muñeca extendido, oculto bajo la piel justo bajo el meñique, que les ayuda a agarrar el bambú, el alimento básico de la dieta de ambas especies.

¿Por qué no desarrollaron un pulgar verdadero?

Según Stepehn Pehlps, genetista de la Universidad de Texas en Austin, podrían haberlo hecho, pero como solo tienen que recoger bambú, «parece que les va bien así», afirma.

Ayeayes

Este primate de Madagascar en peligro de extinción tiene manos arácnidas con un dedo corazón bastante largo. Para los insectos, es el dedo de la muerte.

Los ayeayes dan golpecitos en los troncos de los árboles en descomposición con el dedo corazón y permanecen alerta para escuchar el sonido de los insectos en el interior.

Si escuchan a uno, estos depredadores ojipláticos atrapan con destreza al insecto con ese dedo largo.

ver galería

Elefantes

Los huesos de los dedos de los elefantes están orientados hacia arriba, de forma que si pudieras ver el interior de sus pies, parecería que están caminando de puntillas. Imagínate unos paquidermos en pointe, como bailarinas.

También verías un «prededo» más pequeño, o sexto «dedo», una estructura modificada en los cuatro pies que ancla los tendones, similar a la del pulgar adicional del panda gigante en palabras de John Hutchinson, biólogo evolutivo del Royal Veterinary College en Londres.

El elefante forma este sexto «dedo» a partir del hueso sesamoideo, que Hutchinson describe como «material antiguo». Es una adaptación útil, ya que Hutchinson y sus colegas han descubierto que este dedo oculto ayuda a soportar el peso del animal.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo