Animales

Las ardillas gigantes moradas existen y tienen una conducta extraña

Estos roedores arborícolas de menos de dos kilos, autóctonos de la India, tienen un método insólito para almacenar su comida que no se parece al de ninguna otra ardilla. Viernes, 5 Abril

Por Jason Bittel

Durante un viaje a los bosques del sur de la India, el fotógrafo aficionado Kaushik Vijayan se quedó atónito al ver roedores enormes de color granate que saltaban de árbol en árbol. Vijayan subió las fotos de los roedores a Instagram, algo que enseguida revolucionó Internet. Algunas personas se mostraron escépticas y les costó creer que las ardillas —fotografiadas en el distrito de Pathanamthitta, en Kerala— existieran realmente, debido a sus vivas manchas de color negro, crema y fucsia oscuro.

Pero la ardilla gigante india (Ratufa indica), también conocida como ardilla malabar, es real.

«Ese es exactamente su aspecto. ¡Brillante!», afirma John Koprowski, biólogo de conservación de fauna silvestre en la Universidad de Arizona y coautor del libro Squirrels of the World. Es «lo más que se acerca un mamífero al color morado», afirma.

Dicho esto, la bióloga evolutiva Dana Krempels sospecha que las fotos de Instagram podrían haber sido modificadas. «Es muy posible que alguien aplicara algo de Photoshop a estas fotos», dice Krempels, profesora de la Universidad de Miami, por email. «Hay un ajuste llamado “intensidad” que mejora la intensidad del color. Eso es lo que me parece que han hecho».

Conociendo a las ardillas gigantes

Lo creas o no, la R. indica no está sola. Hay otras tres gigantes en la familia de las ardillas, Sciuridae, cada una de las cuales tiene entre el doble y el triple del tamaño de la ardilla gris de las Carolinas, autóctona del este de los Estados Unidos.

«Las cuatro especies que componen este grupo son fascinantes por su gran tamaño, sus vivos colores y su propensión a alimentarse de las enormes frutas tropicales de las copas de los árboles», afirma Koprowski.

La ardilla gigante pálida (Ratufa affinis) es autóctona de Tailandia, Malasia, Singapur e Indonesia, y en general tiene una coloración marrón. La ardilla gigante negra, que es blanca y negra, (Ratufa bicolor) se encuentra en lugares similares, así como en China. Y la ardilla gigante gris (Ratufa macroura) o de Sri Lanka habita la isla homónima, así como el sur de la India y en general tiene diversas tonalidades de negro y gris.

«Se cree que las cuatro especies están descendiendo, aunque aún son lo bastante comunes como para verlas», afirma Koprowski.

Según John Wible, comisario de mamíferos en el Museo Carnegie de Historia Natural, además de ser grandes y violetas, las ardillas gigantes indias difieren de casi todas las demás ardillas en otro sentido.

En lugar de almacenar frutos secos y semillas en despensas subterráneas, las ardillas gigantes indias crean escondites de alimentos en las copas de los árboles.

¿Por qué es morada la ardilla gigante india?

Incluso entre sus parientes, la ardilla gigante india destaca por sus vivos colores, lo que hace que me pregunte por qué la evolución seleccionaría un pelaje que atrae tanta atención. Al fin y al cabo, estos bosques también albergan depredadores como macacos de cola de león, leopardos y culebreras chiilas, todos ellos cazadores de estos roedores arborícolas.

Según Koprowski, nadie lo sabe a ciencia cierta, pero es probable que los patrones morados de la ardilla tengan algún tipo de función de camuflaje. Esto se debe a que los bosques de frondosas que habitan estas ardillas crean un «mosaico de franjas soleadas, sombrías y oscuras», no muy diferente a las manchas de las ardillas.

En otras palabras, lo que a nosotros nos parece llamativo en una publicación de Instagram podría ayudar a las ardillas a desaparecer cuando aparecen fauces hambrientas en busca de presas. Es un truco que se merece un me gusta.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo