Seis elefantes mueren al precipitarse al vacío en una cascada de Tailandia

El trágico accidente sucedió cuando la mandada trataba de socorrer a una cría de tres años que cayó por la cascada al resbalar desde unas rocas. lunes, 7 de octubre de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic

El abismo del infierno es el nombre popular de la catarata de Haew Narok, en el Parque Nacional de Khao Yai, convertida en el trágico escenario de la caída de seis elefantes durante la madrugada del sábado, según informa el Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas de Tailandia (DNP).

Dos elefantes supervivientes que se encontraban en unas rocas de la pared de la cascada han podido ser recatados por los trabajadores del parque. El equipo se encontraba alejando de la carretera a otro grupo de elefantes cercano cuando escucharon las llamadas de los animales al caer. Tras lograr llegar hasta el lugar, el equipo informó de que el resbalón de una cría de tres años, la más joven de la manada, provocó la caída del resto del grupo al tratar de ayudarla, según informa la BBC.

Los trabajadores encontraron al elefante bebé, de unos 3 años de edad, que “se ahogó en el primer piso de la cascada”, y encontraron también “dos elefantes en el lado del acantilado de la cascada, en un estado muy débil, tratando aún de bajar para ayudar al elefante bebé en la cascada”, tal y como informan en un comunicado de la DNP. Tras inspeccionar más la zona, encontraron “otros cinco elefantes que se ahogaron y murieron”.

El Parque Nacional Khao Yai anunció el cierre de la cascada Heaw Narok al turismo mientras se hace todo lo posible por salvar a los dos elefantes rescatados, ya que la supervivencia de esta especie depende en gran medida de la manada. El ministro tailandés de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Varawut Silpa-archa, ha asegurado en declaraciones a Reuters que se trata de un accidente que ocurre a veces. Este Parque Natural es un gran atractivo turístico de la zona y el hogar de alrededor de 300 elefantes y otros animales salvajes como osos, reptiles y gibones.

El Parque pide ahora ayuda para mantener a salvo a los dos elefantes que han quedado sin manada a través de apoyo para conseguir “alimentos para elefantes, incluyendo caña de azúcar, piña y plantas que contengan azúcar, voluntarios que puedan llevar comida para elefantes desde el centro de operaciones hasta el Abismo del Infierno en el bosque”, así como piden apoyo para ofrecer “tres comidas al personal de esta misión”.

Los elefantes son animales con una estructura social muy compleja y un sentimiento de manada muy fuerte. Su inteligencia y sus emociones son también muy superiores a las de otros animales, e incluso han sido numerosos los estudios que han subrayado la manera en que estos animales realizan rituales tras la muerte de otros miembros de su manada.

Esta fuerte cohesión social es otro de los motivos que preocupan a los expertos sobre los animales que lograron sobrevivir a la caída, aunque esperan que con el seguimiento y los cuidados necesarios sean capaces de reintegrarse en otra manada.

Seguir leyendo