Esta podría ser la mayor concentración de tortugas marinas grabada hasta la fecha

Cada año, cientos de miles de tortugas oliváceas acuden en masa a Ostional, Costa Rica, pero el desarrollo urbano y el turismo podrían amenazar su futuro.miércoles, 27 de noviembre de 2019

Cada año el refugio nacional de fauna silvestre de Ostional acoge un fenómeno increíble: cientos de miles de tortugas marinas hembra llegan para poner huevos en la playa, a veces con pocos días de diferencia.

La bióloga Vanessa Bézy lleva años estudiando este fenómeno, denominado arribada. Para su investigación ha filmado a los reptiles —la mayoría tortugas oliváceas— concentrados en el océano antes de llegar a la orilla. Un buen día, grabó con un dron la inmensa congregación de criaturas: la mayor densidad de especies de tortugas marinas documentada hasta la fecha.

«Enseguida supe que estaba pasando algo especial. Hasta hoy, ese vídeo aún me fascina. Parecen coches de choque en el mar», explica Bézy sobre aquella multitud de tortugas de noviembre de 2016.

 

Ostional es uno de los lugares del mundo donde tienen lugar arribadas tan masivas; se cree que la playa de Escobilla de México, en Oaxaca, recibe más tortugas.

Bézy afirma que ha publicado las imágenes ahora porque las tortugas están cada vez más amenazadas por el aumento de los turistas —que pueden abarrotar las playas en momentos críticos— y quizá también por el desarrollo urbano. Según Bézy, que es exploradora de National Geographic, este vídeo demuestra lo singular que es este lugar y evidencia que necesita protección.

«Es la única vez que veo un vídeo que capta este fenómeno en el agua. La mayor parte de la fotografía que lo documenta es de las playas», afirma Roldán Valverde, director científico de Sea Turtle Conservancy, en Florida, y biólogo de la Universidad del Sur de Luisiana.

El vídeo del dron muestra a los animales congregándose en una densidad de aproximadamente una tortuga por metro cuadrado, algo inaudito en otros lugares. Durante la estación lluviosa, se ha llegado a contar una media de 250 tortugas por kilómetro cuadrado, algo fuera de lo común. Asimismo, en el vídeo las tortugas aparecen en la superficie con regularidad, lo que apunta a que en realidad hay más bajo el agua que en la superficie.

Bézy espera que su investigación contribuya a revelar por qué y cómo se congregan tantas tortugas en este lugar, sobre todo entre agosto y noviembre. Quizá esté relacionado con las corrientes marinas, la orientación de la playa, el tipo de arena u otros factores similares. Añade que estas arribadas también proporcionan superioridad numérica a las hembras y sus huevos, lo que podría maximizar sus probabilidades de supervivencia.

Las tortugas oliváceas son una de las seis especies de tortugas marinas clasificadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como «amenazadas» y estas formaciones masivas son una parte fundamental de su ciclo vital.

«Se trata de un fenómeno natural enigmático», afirma. «No sabemos cómo se coordinan las tortugas ni por qué lo hacen».

La nueva normativa

Bézy explica que los asentamientos en Ostional y sus alrededores crecen deprisa y se necesitan reglamentos para garantizar una expansión responsable.

Una de las comunidades adyacente a Ostional, el municipio de Nicoya, está trabajando para crear unas pautas de desarrollo en una «zona de amortiguación» que rodee parte del refugio de fauna silvestre. Según Francisco Jiménez, de la Asociación Cívica de Nosara, que colabora con las autoridades de Nicoya para desarrollar las regulaciones, casi el 80 por ciento de los comentarios que han enviado los residentes apoyan la normativa propuesta.

Pero algunos promotores no están contentos. Jeffrey Grosshandler, consejero delegado del Gilded Iguana Hotel y copropietario de una franquicia inmobiliaria de la región, sostiene que el proceso reglamentario generaría «inseguridad legal» para los promotores. Alega que las pautas propuestas no han sido examinadas por el gobierno federal y que aplican un enfoque universal para áreas que, idealmente, se zonificarían según las diferencias granulares en la demografía o la geografía.

Jiménez sostiene que el proceso es adecuado y que las normas propuestas han sido compartidas y modificadas una y otra vez conforme a las aportaciones del público. La comisión presentará el borrador más reciente en las próximas semanas y el público tendrá 10 días hábiles para hacer comentarios, ya sea en persona, en una reunión o por correo electrónico. Espera completar el proceso para 2020.

Bézy afirma que la normativa limita la altura de los edificios, el uso de luz y otros factores que podrían afectar al medio ambiente y a las tortugas. Cree que la normativa muestra una relativa indulgencia con los promotores, pero afirma que es mejor que nada debido al rápido crecimiento de la zona.

Recogida de huevos legal

No se permite construir en los primeros 200 metros de playa desde el agua, al igual que en otras áreas protegidas del país.

Durante los dos primeros días de las arribadas, se permite recoger legalmente algunos huevos que probablemente serán aplastados por las tortugas que lleguen más adelante. Los lugareños venden los huevos y parte de los ingresos se destina a proyectos comunitarios como infraestructura, guardias de seguridad y limpiezas de playas.

La investigación de Valverde apunta a que la recogida legal es sostenible, en parte porque existen normas establecidas que limitan cuándo y dónde se pueden cosechar los huevos. Afirma que, aunque la población de tortugas oliváceas de Ostional aparenta estabilidad, también parece haber descendido ligeramente en las últimas décadas.

Sin embargo, también hay recogida de huevos ilegal, según Bézy, que ha formado una ONG llamada TortuGuiones Sea Turtle Conservation Project que emplea las aportaciones de la ciencia ciudadana para medir la cantidad de recogida y la alteración de nidos. Bézy también ha fundado otro grupo, la Wildlife Conservation Association, que trabaja «para proteger lo que hay», asociándose con grupos de turistas que observan de forma responsable a las tortugas sin molestarlas, por ejemplo.

Espera que el público se preocupe más por las tortugas tras ver el vídeo y apoye la protección de la zona.

«Todas las personas a las que les he enseñado este vídeo muestran una respuesta emocional», añade.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo