Otros siete grandes felinos del zoológico del Bronx dan positivo por coronavirus

Tras una consulta de National Geographic, el zoo ha confirmado que otros cuatro tigres y tres leones tienen el virus que provoca la COVID-19.

Thursday, April 23, 2020,
Por Natasha Daly
Tigre malayo del zoo del Bronx

Un tigre malayo del zoológico del Bronx, fotografiado en 2017. Cinco tigres y tres leones del zoo han dado positivo por el virus que provoca la COVID-19.

Fotografía de Andrew Lichtenstein, Corbis via Getty Images

Cuatro tigres más y tres leones del Zoo del Bronx, en Nueva York, han dado positivo por el virus que causa la COVID-19, según anunció el zoológico la tarde del miércoles tras una consulta de National Geographic. Esta noticia llega tres semanas después de que se confirmara que un tigre del zoo tenía el virus y de que otros seis grandes felinos mostraran síntomas.

El diagnóstico de la tigresa, llamada Nadia, fue «la primera vez, hasta donde sabemos, que un animal [salvaje] enferma por la COVID-19 de una persona», declaró Paul Calle, veterinario jefe del zoológico del Bronx, el 5 de abril. Es probable que el tigre malayo, llamado Nadia, contrajera el coronavirus de un cuidador del zoo infectado y asintomático a quien no han identificado. «Es lo único que concuerda», afirma Calle.

El zoológico ha estado cerrado desde el 16 de marzo. En un principio, no se había planeado hacer el test a los otros felinos con síntomas, ya que para hacerlo tendrían que sedarlos y puede resultar peligroso. Sin embargo, más adelante el Departamento de Agricultura actualizó una base de datos en línea con la información de que también se había confirmado el positivo de un león de Nueva York el 15 de abril. National Geographic contactó con el Zoo del Bronx para obtener más información el 22 de abril. Poco después, la Wildlife Conservation Society, la organización sin ánimo de lucro que dirige el Zoo del Bronx, emitió un comunicado de prensa en el que anunciaba que otros cuatro tigres y tres leones habían dado positivo. El zoológico confirmó en que los test se hicieron con muestras fecales y no necesitaron sedarlos.

Se desconoce cuándo llevaron a cabo los test adicionales a los tres leones y los cuatro tigres o cuándo recibieron los resultados. Un portavoz del zoológico no respondió a nuestras preguntas al respecto. El Departamento de Agricultura estadounidense tampoco respondió a las preguntas de National Geographic al cierre de la edición.

Varios animales domésticos habían dado positivo en SARS-CoV-2, el virus que provoca la COVID-19, entre ellos dos gatos en el estado de Nueva York, los primeros en Estados Unidos según anunció del Departamento de Agricultura. Un pomeranian y un pastor alemán de Hong Kong y un gato doméstico en Bélgica también han dado positivo. Ayer, los CDC estadounidenses publicaron nuevas pautas sobre el virus para los dueños de las mascotas en las que no recomendaban realizar test, pero sí instan a no dejar salir de casa a los gatos si es posible.

Los felinos, tanto salvajes como domésticos, son susceptibles al coronavirus felino, pero hasta hace poco se desconocía si podían contraer el SARS-CoV-2. Un nuevo estudio chino ha descubierto que los gatos podrían infectarse entre sí y los científicos están intentando descubrir a qué otras especies podría infectar.

El primer caso mundial en el zoológico del Bronx

Calle explica que Nadia, el tigre malayo de cuatro años, dio positivo por el virus el 2 de abril tras haber mostrado tos seca a finales de marzo. Por aquel entonces, la hermana de Nadia, dos tigres siberianos y tres leones africanos también presentaban tos y falta de apetito. Cuando Nadia empezó a mostrar síntomas, el equipo veterinario llevó a cabo una serie de pruebas diagnósticas y análisis de sangre. «Al ver lo que está pasando en Nueva York, claro que hicimos el test de COVID», afirma Calle. El equipo tomó muestras en el zoo tras sedar a Nadia. Enviaron las muestras al Laboratorio Diagnóstico del Estado de Nueva York en la Universidad de Cornell y al Laboratorio de Diagnóstico Veterinario de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Illinois. No es el mismo tipo de test que hacen los trabajadores sanitarios a las personas, «así que no hay competencia entre las pruebas de estas situaciones, que son muy diferentes», afirma Calle.

Los veterinarios del zoológico están atendiendo a los ocho felinos (uno de los cuales no muestra síntomas) y esperan que se recuperen, según el comunicado de la Wildlife Conservation Society. Aunque es cada vez más evidente que los humanos pueden transmitir la enfermedad a algunos animales, el Departamento de Agricultura y los CDC estadounidenses indican actualmente no hay pruebas de que los animales domésticos o salvajes cautivos puedan contagiar el nuevo coronavirus a las personas. (Se cree que el virus que infecta a los humanos se desarrolló a partir de un coronavirus realcionado presente en murciélagos.)

¿Qué pasará ahora?

Calle indica que esta es una situación completamente nueva, así que hay muchas incógnitas, como si los tigres y los leones son más susceptibles al coronavirus que otros animales. Ninguno de los otros grandes felinos del zoo (entre los que se incluyen leopardos de las nieves, guepardos, una pantera nebulosa, un leopardo del Amur y un puma) ha mostrado síntomas.

Los cuidadores de los zoos de todo el país están esforzándose al máximo para proteger a los grandes simios bajo su cuidado, ya que pueden contraer fácilmente enfermedades respiratorias de los humanos. Los expertos han advertido que podrían ser particularmente susceptibles al coronavirus.

Calle afirmó que el equipo del zoológico del Bronx ha compartido la información del diagnóstico con la comunidad zoológica y científica. «Sospecho que hay otros casos y ahora que compartimos esta información tengo la corazonada de que aparecerán otros casos».

Dan Ashe, presidente de la Asociación de Zoos y Acuarios de Estados Unidos (AZA) elogió al equipo de Calle por haber actuado con rapidez al hacerle la prueba a Nadia. La AZA acredita más de 200 zoológicos en Estados Unidos, entre ellos el del Bronx. Ashe indicó que la AZA ha ayudado a distribuir la información del Departamento de Agricultura estadounidense que advierte sobre la posible transmisión del virus de humanos a félidos y la información del Zoo del Bronx sobre la intensificación de las medidas de seguridad, como llevar mascarillas y gafas para proteger a los animales y mantener una distancia de dos metros cuando sea posible.

Ashe explicó que «si hubiéramos sabido qué cuidador tenía COVID-19, no habría estado trabajando». Cree que los test en humanos deberían ser la prioridad porque «si [el virus] puede pasar de personas a grandes felinos, lo más importante es hacer el test a las personas».

Aunque Ashe dice que está seguro de que los centros acreditados por la AZA seguirán alerta ante la amenaza del virus, le preocupan los grandes felinos en los muchos zoológicos deficientes que hay por todo Estados Unidos: «Si has visto Tiger King, ¿crees que un centro como ese sería capaz de responder de forma adecuada a una información como esta?».” La mayoría de esos zoos no tienen veterinarios en la plantilla y es improbable que realicen test a los animales, según Ashe. Además, las interacciones con los cachorros y el contacto cercano que ofrecen estas instalaciones es «problemático en circunstancias óptimas», explica, por no mencionar en un momento en el que los CDC y el Departamento de Agricultura recomiendan mantener las distancias entre humanos y entre humanos y felinos.

John Goodrich, científico jefe y director del programa de tigres de Panthera, una organización internacional de conservación de grandes felinos, está preocupado por las poblaciones de tigres silvestres. «Los grandes felinos como los tigres y los leones ya se enfrentan a una retahíla de amenazas para su supervivencia en la naturaleza. Si la COVID-19 salta a las poblaciones silvestres de grandes felinos y se convierte en una causa de mortalidad significativa, el virus podría convertirse en un problema grave para el futuro de estas especies».

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Sigue aquí la cobertura del coronavirus de National Geographic.
Seguir leyendo