Un pequeño cambio en la normativa podría transformar la regulación del maltrato animal en EE.UU.

Por orden del Congreso de los Estados Unidos, el Departamento de Agricultura (USDA) ha puesto fin a una práctica que permitía a los inspectores de bienestar animal omitir ciertas infracciones en los informes públicos.

Por Rachel Fobar
Publicado 10 ago 2022, 11:54 CEST
Cachorro de seis meses mordiendo la valla de su recinto en el Oswald's Bear Ranch de ...

Un cachorro de seis meses muerde la valla de su recinto en el Oswald's Bear Ranch de Michigan, en julio de 2016. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha dado múltiples avisos al Oswald's Bear Ranch, el último en 2022, por transportar a los oseznos en cajas de plástico sin ventilación.

Fotografía de PETA

Igual que en España al introducir en la ley la consideración de los animales como "seres sintientes", el 2022 también ha supuesto un pequeño cambio en la normativa de bienestar animal de Estados Unidos. En su caso, el Gobierno acaba de aprobar un cambio normativo que podría suponer una notable mejora en la calidad de vida de los animales que empresas e instituciones mantienen en cautividad, así como un refuerzo en las medidas de detección, seguimiento y visibilidad del maltrato animal.

El Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) citará a partir de ahora todas las infracciones en materia de bienestar animal en sus informes de inspección de instalaciones animales, según ha anunciado la agencia.

En las instalaciones de animales (como los centros de cría de perros y los zoológicos de carretera) el USDA realiza inspecciones rutinarias para garantizar el cumplimiento de la Ley de Bienestar Animal, que exige el trato humano de los animales utilizados para la investigación o la exhibición. Los infractores pueden ser multados o acusados de crueldad animal.

(Relacionado: Así será la nueva ley de protección animal en España)

Sin embargo, durante los últimos seis años, el USDA ha permitido una política de "momentos de aprendizaje", en la que las infracciones menores, como los problemas de mantenimiento de registros o los fallos de limpieza, no se documentan en los informes públicos de inspección de las instalaciones.

Durante años, los defensores del bienestar animal han criticado esta política por su falta de transparencia. "Era imposible obtener un informe exacto de las operaciones de una instalación con licencia y sus fallos", dice Matt Rossell, director de campañas del Fondo de Defensa Legal de los Animales. "Los momentos de enseñanza obstaculizaban el cuidado adecuado y legal de los animales".

Esa política ha desaparecido. A partir de ahora, el USDA citará todas las violaciones del bienestar en sus informes de inspección, según un anuncio de la administradora adjunta del programa de cuidado de los animales de la agencia, Betty Goldentyer. Los informes se publican en el sitio web del USDA.

"Es una buena noticia para los animales", afirma Rossell.

(Relacionado: El funesto destino de cientos de beagles que Washington no evitó)

Un portavoz del USDA ha declinado responder a las preguntas sobre el anuncio, pero Goldentyer ha dicho en un comunicado que "el trato humanitario de los animales ha sido siempre [nuestra] máxima prioridad, y utilizamos todas las opciones disponibles para llevar a cabo este objetivo". 

¿Omisiones engañosas?

El USDA introdujo su política de momentos de aprendizaje en 2016, diciendo en el anuncio que permitiría a los inspectores y a las instalaciones "trabajar juntos" para promover el cumplimiento de la Ley de Bienestar Animal. "Vemos los momentos de aprendizaje como un enfoque educativo", decía el boletín.

De 2016 a 2020, los momentos de aprendizaje solo eran accesibles a través de solicitudes de registros públicos, que a menudo estaban muy redactados y tardaban años en procesarse. En 2020, según lo dispuesto por el Congreso, el USDA comenzó a publicar los momentos de aprendizaje por separado y online, pero todavía no figuraban en los informes de inspección, lo que significaba que una instalación podía tener numerosas infracciones menores, pero seguir presumiendo de un registro de inspección limpio.

En su proyecto de ley de asignaciones para 2022, el Congreso intervino, ordenando al USDA que incluyera todos los incumplimientos en sus informes públicos de inspección, a instancias de los defensores del bienestar animal. El USDA cumplió, poniendo fin oficialmente a su política de momentos de aprendizaje el 1 de agosto.

Se suponía que las infracciones que no se denunciaban en virtud de la política de momentos de aprendizaje debían ser menores, no podían ser tan graves como para "afectar negativamente a la salud o el bienestar de un animal", según la guía de inspección del cuidado de los animales del USDA.

Sin embargo, el USDA permitió que algunas infracciones graves no fueran denunciadas, según los defensores de los animales. En una instalación de Michigan llamada Oswald's Bear Ranch, por ejemplo, se vio a un trabajador transportando cachorros de oso en un contenedor cubierto de plástico en un vídeo publicado en su cuenta de Instagram el 18 de marzo. Un mes más tarde, los inspectores emitieron un momento de aprendizaje por ventilación inadecuada, a pesar de que las directrices de cuidado de animales del USDA requieren explícitamente que los inspectores citen a las instalaciones por problemas de ventilación.

"Ese es solo un ejemplo reciente de una lista de ejemplos de que el USDA no ha seguido sus propios protocolos", dice Brittany Peet, consejera general adjunta de la Fundación PETA para la aplicación de la ley sobre animales en cautividad.

Aunque públicamente el USDA mantenía que el propósito de los momentos de aprendizaje era fomentar el cumplimiento, Peet cree que la agencia mantenía una actitud pro-empresarial que favorecía a las instalaciones de animales. La política de momentos de aprendizaje estaba "sistemáticamente diseñada para engañar al público en cuanto a los índices de cumplimiento de la Ley de Bienestar Animal", afirma.  "El USDA nos estaba mintiendo a todos".

Peet citó una reunión de la industria de 2015 para los criadores de perros, donde los funcionarios del USDA anunciaron la política de momentos de aprendizaje, justificándola como una "respuesta a las quejas de los criadores" sobre las leyes que restringían las compras de instalaciones con violaciones de bienestar. Del mismo modo, en una reunión de marzo de 2019 con PETA, Peet dice que la entonces Administradora Adjunta de Cuidado de Animales, Bernadette Juárez, reconoció que el propósito de los momentos de aprendizaje era proteger a las instalaciones reguladas del "desprecio".

(Relacionado: Los elefantes de este zoo de carretera sufrieron durante años antes de morir, según nuevos documentos)

El USDA se ha referido históricamente a las instalaciones de animales como sus "clientes", lo que "muestra una relación agradable que es realmente problemática", dice Rossell. 

La implementación de los momentos de aprendizaje se correlaciona con una caída en la aplicación de la Ley de Bienestar Animal del USDA, según muestran los registros. A los dos años de la introducción de la política, las citaciones de bienestar cayeron un 60 por ciento, según una carta de 2019 firmada por 174 miembros del Congreso. Entre 2015 y 2020, las acciones aplicadas contra instalaciones de animales con licencia cayeron un 90 por ciento, según una evaluación de PETA.

Este descenso en las citaciones "no representa un cambio en la atención, sino un cambio en las denuncias", dice Rossell. "Las organizaciones de vigilancia como nosotros dependemos de estos informes de inspección y de otros documentos públicos para poder saber qué está pasando con los animales de estas instalaciones".

Mantener la discreción

La Asociación de Zoológicos y Acuarios, un organismo de acreditación de zoológicos sin ánimo de lucro, apoya una mayor transparencia, pero Dan Ashe, presidente y director general de la organización, dice que espera que esta decisión no envíe el "mensaje involuntario de que la discreción no es apropiada". Los inspectores "necesitan tener la libertad de hacer algunos juicios" sobre si ciertas violaciones realmente justifican una citación, dice Ashe. 

(Relacionado: España, líder europea en abandono de animales: 700 cada día)

"Los inspectores del USDA, en cierto nivel, necesitan que se confíe en ellos para tomar una decisión, como se espera que lo haga un agente de policía local", dice Ashe. "Si tengo una luz trasera apagada, o me paso una señal de stop, o algo así, todos esperamos que los agentes de la ley utilicen esa ocasión como una forma de decir: 'vale, no lo vuelvas a hacer'".

En cualquier caso, a partir de ahora, las infracciones se podrán encontrar en internet en los informes de inspección de bienestar animal, y las instalaciones con infracciones incluso menores ya no podrán señalar los registros de inspección limpios como indicadores de bienestar.

Después de años de críticas, Peet dice que es lamentable que el Congreso haya tenido que intervenir para poner fin a la política del USDA, en lugar de que la agencia haya hecho el cambio por su cuenta. No obstante, considera que este avance es una victoria para los animales.

"Una de las principales formas en las que el USDA evadía la aplicación de la ley ha sido eliminada de su caja de herramientas", afirma.

La National Geographic Society apoya a Wildlife Watch, nuestro proyecto de investigación periodística centrado en los delitos y la explotación de la fauna salvaje. Lee más historias de Wildlife Watch aquí, y envía consejos, comentarios e ideas de historias a NGP.WildlifeWatch@natgeo.com. Descubre la misión sin ánimo de lucro de la National Geographic Society en natgeo.com/impact.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
Los elefantes de este zoo de carretera sufrieron durante años antes de morir, según nuevos documentos
Animales
Un lagarto poco conocido revela cómo los zoos pueden desempeñar un papel en el tráfico de animales de forma indirecta
Animales
Varios mercados de animales vivos son acusados de maltrato animal en San Francisco
Animales
La elefanta Happy no es una persona, según la Justicia de Nueva York
Animales
La venta de elefantes salvajes en Namibia provoca una condena mundial

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved