Animales

Encuentran un calamar gigante moribundo en la costa de Florida

Por Redacción National Geographic

7 de julio de 2011

Flotando a unas 12 millas (19 kilómetros) del Puerto Salerno (mapa), en Florida, un calamar gigante, intacto y retorciéndose, dio un bueno susto a un grupo de pescadores a las 11 a.m. del domingo, y podría aportar nuevas datos a los investigadores sobre la especie, que nunca ha sido estudiada con vida, dicen los expertos.

“Lo miramos y los tres exclamamos, vaya bicho!” afirmó el pescador aficionado Robby Benz al canal WPTV. “No parecía llevar mucho tiempo muerto, los tentáculos aún se movían y se pegaban a nosotros cuando lo subimos” al barco.

Después de llegar a la costa, llamaron a las autoridades de fauna salvaje, y el calamar gigante encontró pronto un hogar en el Museo de Historia Natural de Florida, en Gainesville.

Los calamares gigantes, que son los invertebrados más grandes del mundo, se cree que pueden llegar a medir hasta 60 pies (18 metros) y pueden pesar casi una tonelada. Pero el espécimen de Florida, mide unos 25 pies (8 metros) y pesa unas 200 libras (90 kilogramos).

Igual que otros calamares gigantes, esta nueva presa es blanca con parches rojos en la piel, que contienen cromatóforos, unas células que poseen un pigmento que les permite cambiar rápidamente de color, presumiblemente para comunicarse o camuflarse.

Un Calamar “muy poco frecuente”

Los calamares gigantes se pueden encontrar en los océanos de todo el mundo, pero esos animales se han visto pocas veces en el Océano Atlántico y en las costas de Florida, dijo Roger Portell, un paleontólogo de invertebrados en el museo de historia natural, que está ayudando a conservar el calamar.

“Son animales muy poco frecuentes”, dijo Portell a las Noticias de National Geographic. “Suelen estar en aguas muy profundas, por lo que no solemos verlos”.

Añadió que el nuevo espécimen es “excepcional”

“Además no fue traumático”, dijo. Pese a que le faltaba un tentáculo, no parece que el calamar haya sido atacado, añadió.

Pese a no ser los monstruos marinos que se creía antaño, sí que se conocen batallas entre calamares gigantes y cachalotes en las profundidades.

Ya que el calamar gigante parecía estar intacto pero a la vez moribundo cuando fue descubierto, Portell cree que el nuevo espécimen, del cual aún se desconoce el sexo, podría haberse reproducido poco antes.

“Como norma general, los cefalópodos como los calamares, los pulpos y sepias, tanto los machos como las hembras, suelen morir poco tiempo después de reproducirse. Se da por supuesto que esto también ocurre con esta especie”.

Los pescadores, añadió, merecen reconocimiento por el estado de conservación del espécimen, poco habitual.

“Lo recogieron rápidamente, y lo llevaron a tierra de inmediato, llamaron a las autoridades, quienes también lo introdujeron en hielo inmediatamente. Así que todo funcionó bastante bien”, dijo Portell.

Benz, el pescador, dijo que una de las razones para sacar esta presa gigante del agua fue porque de lo contario pensaba que nadie le creería.

“Nadie cree a un pescador”, dijo al canal WPTV.

Se Conserva el Cuerpo del Calamar Gigante para la Ciencia

En el museo se le ha inyectado Formalina al espécimen y está bañado en una solución química.

Cuando haya finalizado el periodo de preservación de dos semanas, el calamar se convertirá en parte de la colección de investigación del museo. Su información genética debería ser de especial interés para los investigadores que están intentando determinar si la bestia que bautizamos como calamar gigante, el “Architeuthis dux” es realmente más de una sola especie, dijo Portell.

“Varios investigadores ya nos han contactado para venir a verlo”, dijo.

Seguir leyendo