Animales

Los animales tienen muy mala memoria a corto plazo

Por Redacción National Geographic

Solemos decir que alguien tiene una memoria de elefante, o de pez, pero ¿qué hay de verdad si comparamos nuestra memoria con la de los animales? 

Una investigación reciente sobre la memoria a corto plazo sugiere que los animales no recuerdan acontecimientos concretos en absoluto, en lugar de eso almacenan información útil sobre lo que podría ayudarlos a sobrevivir.

El estudio se centra en 25 especies, que van desde delfines hasta abejas, y concluye que de media la memoria a corto plazo de los animales es de 27 segundos, como explica el director del estudio Johan Lind, de la Universidad de Estocolmo.

Parece que la famosa Dory, de Buscando a Nemo, no es la única: los perros olvidan en dos minutos; los chimpancés, en unos veinte segundos. Puesto que estos son nuestros parientes vivos más cercanos, a Lind le sorprendió su poca capacidad al respecto, lo que sugiere que la capacidad humana para recordar evolucionó desde que nos separamos del ancestro que tenemos en común hace unos seis millones de años.

En los test de memoria se enseña a los animales estímulos visuales como, por ejemplo, un círculo rojo. Cuando este desaparece, se lo vuelven a mostrar después de un momento junto con otro estímulo (un cuadrado azul, por ejemplo), y el animal, normalmente con el incentivo de una recompensa, debe seleccionar el primero que vio. Los estudios demuestran que los humanos, en comparación con los animales, no tenemos ninguna dificultad en superar la prueba: elegimos la respuesta correcta sin esfuerzo después de 48 horas o más.

Esta habilidad es la llamada memoria episódica, que nos permite recordar casi cualquier cosa, por trivial que sea, durante largos periodos de tiempo. «La utilizamos todos los días cuando recordamos dónde hemos aparcado el coche o que tenemos que pagar una factura», comenta Lind.

Sin embargo, aunque hay muchos ejemplos de animales con buena memoria (elefantes, gatos), estos no utilizan la memoria episódica, sino la memoria asociativa, según el experto. No se basan en recuerdos de acontecimientos concretos, sino que su memoria está especializada para recordar información biológica relevante, como dónde encontrar comida.

Seguir leyendo