Animales

Observan un lobo en el Gran Cañón por primera vez en décadas

Por Redacción National Geographic

4 de noviembre de 2014

Los expertos tratan de identificar al animal «con apariencia de lobo» que ha sido visto recientemente en la parte norte del Gran Cañón del Colorado. De confirmarse que es que un lobo, como muchos sospechan y esperan, sería la primera vez que se ve uno en la zona desde la década de los 40.

En Estados Unidos, donde vagaron durante siglos, los lobos prácticamente se han extinguido como consecuencia de la caza. Según el gobierno del país, varias personas han tomado fotografías recientes del animal, que lleva una especie de collar, en el Gran Cañón. De no ser un lobo de la especie Canis lupus, como se cree, podría tratarse de un lobo gris mexicano o un híbrido de perro y lobo. Sin embargo, el lobo mexicano es más pequeño, por lo que los expertos casi descartan esa opción.

La única forma de identificarlo de forma definitiva es analizar el ADN de sus excrementos, lo que ya están llevando a cabo. Hasta que se conozcan los resultados, el gobierno ha solicitado que se trate al animal como si fuera un lobo gris, especie en peligro que goza de protección federal.

Debido a que la población de estos lobos ha aumentado últimamente (en la zona oeste hay en la actualidad 1700 ejemplares), el Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos propuso en 2013 que sea eliminado de la lista de especies en peligro de extinción. 

Los lobos de esta especie son conocido por recorrer largas distancias: a la edad de dos años o dos años y medio se marchan en busca de nuevos territorios, a menudo lejos de su hogar.

Jay Simpson, del programa Young Explorer de National Geographic, estuvo siguiendo durante meses a un ejemplar, llamado OR-7, desde Oregón a California. El animal, que llevaba un collar GPS, recorrió casi 2000 kilómetros y se ha convertido en el primer lobo en 90 años que es observado en travesía en California, según la web de la expedición.

El experto, en relación con la identificación del animal visto en el Gran Cañón, se une a la hipótesis de que se trata de un lobo gris. «Es muy emocionante, porque demuestra que el lobo sigue mostrando sorprendentes habilidades». De llevar un collar GPS, seguramente no tenga batería, porque los intentos por localizarle no han tenido éxito. 

Seguir leyendo