Científicos japoneses desarrollan plátanos con piel comestible

Después de las sandías cúbicas, los plátanos con piel comestible fascinan a los consumidores japoneses.

Publicado 31 ene 2018 12:34 CET
Plátanos
La variedad de plátano más popular del mundo tiene una piel que protege la fruta cuando la transportan. Pero los científicos de Japón han cambiado dicho modelo para crear un plátano con piel blanda y comestible.
Fotografía de Vincent Tullo/The New York Times, Redux

El lunes, un equipo de investigadores japoneses emitió un comunicado que rápidamente dio la vuelta al mundo. Habían desarrollado un plátano con piel comestible, lo que permite a los consumidores japoneses comerse un plátano entero —piel incluida— del mismo modo que se comerían una manzana o un melocotón.

Los científicos de D&T Farm, en la prefectura japonesa de Okayama, publicaron la noticia tras meses de experimentación con un método de congelación y descongelación, que mantiene el banano a temperaturas muy frías (a -60 grados Celsius) y después lo someten a un drástico aumento de calor (hasta 27 grados Celsius). El resultado: una piel blanda y fina que no se ha desarrollado por completo.

El método imita el crecimiento de las plantas durante las glaciaciones u otros periodos de frío extremo. Las bajas temperaturas ralentizan el metabolismo de las plantas, mientras que la exposición repentina a la luz y el calor del sol genera un crecimiento espectacular. En el caso de los plátanos, la fruta —que contiene la semilla— madura antes que la piel.

Hasta ahora, el plátano con piel comestible es solo una fruta de diseño. Los investigadores desarrollan la fruta en lotes semanales de 10 plátanos y los venden en un solo mercado de Okayama a casi 5 euros la unidad. También está la cuestión de si realmente vale la pena comerse la piel de un plátano (el veredicto nutricional es dispar) y de si las pieles de los plátanos son realmente tan molestas.

Vídeo: A este murciélago bebé rescatado le encantan los plátanos
Esta es Alicia. Alicia es un zorro volador rescatado en Queensland, Australia. La atropelló un coche y necesita rehabilitación. No tiene fracturas y sus cuatro extremidades están en perfecto estado. Se espera que Alicia se recupere por completo. Los zorros voladores tienen una dieta a base de frutas, néctar y flores. ¡Y a ella le encantan los plántanos!

¿Y qué hay del transporte? Durante la mayor parte de la historia de esta fruta, la piel ha proporcionado protección, lo que le ha permitido viajar largas distancias desde los trópicos, donde la cultivan, hasta casi cualquier país del mundo. Un plátano más blando y propenso a los golpes sería dar un paso atrás desde las variedades de plátanos con piel dura que viajan miles de kilómetros.

Pero estos plátanos parecen ser muy populares, teniendo en cuenta que es una fruta que no recibe una atención proporcional a su papel en la dieta global. Los plátanos son la fruta más consumida en Japón y también en Estados Unidos. La principal variedad mundial —la Cavendish— también corre un gran riesgo debido a la rápida enfermedad de Panamá que mata a los bananos y que ya los ha devastado en varios continentes.

Aunque los plátanos con piel comestible no aseguran abundancia de plátanos, ni plátanos necesariamente nutritivos, parece que quedan bien en Instagram. Eso probablemente les asegure un futuro en los famosos mercados de fruta de lujo de Japón, siempre y cuando las sandías cuadradas y las manzanas con grabados les hagan un hueco.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved