Desarrollados por primera vez óvulos humanos en un laboratorio

Crear óvulos humanos maduros desde su etapa inicial puede ayudar a crear mejores tratamientos para la infertilidad.

Por Erika Engelhaupt
Publicado 12 feb 2018, 11:07 CET
Óvulos humanos
Fotografía de Universidad de Edimburgo a través de Facebook

Por primera vez, un equipo de científicos ha desarrollado óvulos humanos maduros en un laboratorio. Los óvulos no han sido fecundados pero, si son viables, este avance podría ayudar a las personas con infertilidad.

«Esto podría cambiar los tratamientos de fertilidad tal y como los conocemos», afirma Mindy Christianson, experta en fertilidad de la Universidad Johns Hopkins.

Si intentas recordar la clase de biología sobre óvulos y folículos, quizá te estés preguntando por qué es tan importante. ¿Qué significa desarrollar huevos hasta su «madurez completa»?

La respuesta se encuentra en el complejo proceso biológico que tiene lugar cada mes en las mujeres a medida que los óvulos maduran.

Cómo maduran los óvulos

Suele decirse que las mujeres nacen con todos los óvulos que tendrán —en torno a un millón— pero esos óvulos no están preparados para ser fertilizados.

En su lugar, cada óvulo comienza como una diminuta célula precursora que debe someterse a un complejo proceso de crecimiento de varias etapas antes de poder ser fertilizado. Ese es el proceso que han conseguido reproducir los científicos con óvulos en el laboratorio.

Normalmente, los óvulos se desarrollan uno por uno en los folículos de los ovarios y tardan varios meses en madurar. Cada mes, durante la ovulación, un óvulo completamente desarrollado se desprende de su folículo.

En la actualidad, antes de que se puedan extraer óvulos de los ovarios de una mujer —ya sea para fecundación in vitro o para congelarlos para el futuro— los óvulos deben alcanzar la madurez completa para que estén listos para ser fecundados. Esto significa que deben someterse a tratamientos hormonales para estimular el proceso de maduración en los ovarios.

El nuevo proceso podría permitir la extracción directa del tejido ovárico y el desarrollo de óvulos más adelante en un laboratorio.

Preservando la fertilidad

Las pacientes de cáncer, que suelen perder la fertilidad cuando se someten a quimioterapia, podrían ser unas de las primeras beneficiadas, según Christianson.

«Ahora mismo tengo una paciente de cáncer que ha tenido que retrasar la quimioterapia dos semanas para extraerle óvulos», explica. El nuevo método permitiría extraer tejido ovárico de una paciente inmediatamente y preservarlo para más adelante.

Aunque se necesitan más pruebas para determinar si los óvulos pueden fecundarse y para comprobar si pueden producir embriones sanos, Christianson dice que otros tratamientos de infertilidad como la criopreservación, o congelación de óvulos, se han desarrollado con rapidez. Esto hace que sea optimista respecto al uso futuro de los óvulos creados en un laboratorio como parte de tratamientos de infertilidad.

«No creo que vaya a ocurrir en el futuro inmediato, pero sin duda lo veremos en el futuro lejano», afirma.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Ciencia
La vacuna anti-COVID-19 y el embarazo: esto dicen los expertos
Ciencia
Una de cada cuatro personas embarazadas con COVID-19 podría tener síntomas persistentes
Ciencia
Las enfermedades en las ciudades del siglo XIX
Ciencia
La esperada vacuna contra el COVID19 no llegará antes de 2022
Ciencia
China oculta un virus con potencial pandémico en un laboratorio de Wuhan durante siete años

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved