La propagación de la variante Delta Plus preocupa en Reino Unido

Esta versión del virus, conocida como AY.42 o Delta Plus, tiene una mayor capacidad de propagación. Los expertos temen que pueda causar un aumento de la COVID-19 en invierno si no se vacuna a un número suficiente de personas.

Publicado 3 nov 2021 14:14 CET
Viajeros en el metro de Londres (algunos con la cara cubierta para ayudar a prevenir la ...

Viajeros en el metro de Londres (algunos con la cara cubierta para ayudar a prevenir la propagación del coronavirus) el 20 de octubre de 2021. Los líderes sanitarios han instado al gobierno británico a restablecer algunas restricciones al coronavirus para relajar la presión hospitalaria debido al aumento en el número de casos. 

Fotografía de Tolga Akmen, AFP via Getty Images

Al mismo tiempo que disminuye el impacto de la oleada veraniega de COVID-19 en países como Estados Unidos, Francia y España, una versión más transmisible de la variante Delta se ha estado propagando en el Reino Unido desde julio.

La continuada propagación de la variante Delta ha dado lugar a un subtipo más nuevo, denominado AY.4.2 (o Delta Plus), que lleva ya dos mutaciones adicionales. Aunque la variante Delta original sigue siendo la más dominante en el Reino Unido, esta nueva variación mutada representa ahora más del 12% de las infecciones, frente a menos del 4% a principios de septiembre. Lo más preocupante es que está superando constantemente a otros miembros de la familia Delta. Las pruebas preliminares sugieren que el AY.4.2 se propaga entre un 12 y un 15% más frecuentemente entre los miembros del hogar en comparación con otros virus Delta.

Alarmada por el rápido aumento del AY.4.2, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido designó el 20 de octubre al AY.4.2 como Variante Bajo Investigación, un paso por debajo de la categoría de Variante Preocupante.

"La AY.4.2 ha seguido subiendo en proporción en el Reino Unido, y si se tratara de un hecho fortuito, no se esperaría que siguiera creciendo, sino que se detuviera", afirma Cornelius Römer, bioinformático del Biozentrum de la Universidad de Basilea (Suiza), responsable del descubrimiento de la AY.4.2. "Así que eso es muy indicativo de una ventaja real de transmisión".

Hasta la fecha, el 96% de los casos de AY.4.2 se han producido en el Reino Unido, aunque también ha sido detectada en otros 42 países. En Estados Unidos, el AY.4.2 representa menos del 0,5% de todas las secuencias identificadas hasta ahora, pero se ha detectado en 33 estados. En España se ha detectado más de una treintena de casos en las últimas semanas. Llama la atención la presencia de la variante en la Comunidad de Madrid, con 7 casos confirmados.

"La ventaja que posee la AY.4.2 hará que este invierno sea un poco más difícil en el Reino Unido, porque cada intervención que podamos utilizar será ligeramente menos eficaz", afirma Jeffrey Barrett, director de la Iniciativa Genómica COVID-19 del Instituto Wellcome Sanger (Reino Unido). "Pero la diferencia entre ésta y la Delta es modesta en comparación con la Delta frente a la Alfa, o la Alfa frente a las variantes más antiguas. Por lo tanto, no tendrá un impacto tan grande como el que tuvieron las otras".

¿Qué lugar ocupa la AY.4.2?

Todas las ramas del árbol evolutivo del SARS-CoV-2 comparten mutaciones comunes, pero cuanto más crece la rama de una variante, más se diferencia la punta de su nacimiento. Las variantes de interés -Alfa, Beta, Gamma y Delta- han divergido significativamente entre sí y poseen características diferentes. Si la variante Delta se representa como una rama gruesa en el árbol del SARS-CoV-2, la Delta Plus equivale a una ramita nueva. AY.4.2 no se ha desviado lo suficiente de la variante parental Delta como para comportarse de forma muy diferente, por lo que no cumple los requisitos para recibir una nueva denominación del alfabeto griego.

Los científicos llaman a AY.4.2 un sublinaje de Delta, lo que significa que sigue siendo Delta pero con algunas mutaciones nuevas. El SARS-CoV-2 acumula una media de dos mutaciones al mes y hay más de 100 sublinajes de Delta.

"Cuando me topé por primera vez con esta variante, hace aproximadamente un mes, la detecté por las dos mutaciones en espiga que presenta y me pareció interesante", dice Römer, que sugirió el nombre: AY.4.2.

"Siguen apareciendo nuevas mutaciones [del SARS-CoV-2], la mayoría de las cuales pueden no tener consecuencias para el comportamiento biológico del virus", dice Evans Rono, biólogo molecular, anteriormente en el Instituto Max Planck de Biología de las Infecciones de Berlín. Sin embargo, algunas variantes tienen una ventaja de aptitud que las hace más transmisibles, más infecciosas y más capaces de resistir a las respuestas terapéuticas o evadir la respuesta inmunitaria humana. Estas variantes más aptas se convierten en sublinajes distintos, dice Rono, que ha catalogado los sublinajes emergentes dentro de la familia Delta en un estudio que aún no ha sido revisado por pares.

¿Qué hace diferente a la AY.4.2?

Todas las proteínas, incluida la proteína de espiga del coronavirus, están formadas por una serie de aminoácidos, como las cuentas de un collar. La AY.4.2 se ramificó a partir de una versión altamente prevalente de la variante Delta, llamada AY.4, al obtener nuevas mutaciones en las posiciones de aminoácidos 145 y 222 de la proteína pico. El SARS-CoV-2 utiliza proteínas en forma de pico de su superficie externa para infectar las células humanas uniéndose primero a una proteína llamada receptor ACE2 que está presente en la superficie del pulmón y otras células.

Las dos mutaciones características de la AY.4.2 no se encuentran juntas en otras variantes preocupantes, pero sí se han visto antes en otras variantes potencialmente problemáticas.

Una de las mutaciones -en la posición 222 de la AY.4.2- también se observó en la variante B.1.177, que "también puede haber tenido una pequeña ventaja de crecimiento", afirma Tom Wenseleers, biólogo evolutivo y bioestadístico de la Universidad KU Leuven de Bélgica.

Las mutaciones en la posición 145 se encuentran en las variantes Mu y Alpha. Esta posición se encuentra dentro de una región de la proteína de la espiga que muchos anticuerpos reconocen y apuntan para su destrucción. Esta mutación "puede permitir que la variante escape a los anticuerpos", dice Olivier Schwartz, jefe de la Unidad de Virus e Inmunidad del Instituto Pasteur de Francia, o puede ayudar al virus a entrar en la célula humana.

No está claro si alguna de estas hipótesis es correcta. Hasta ahora no hay estudios que demuestren que estas dos mutaciones afecten al grado de infección del virus y a la fijación de ACE2, afirma Kei Sato, virólogo de la Universidad de Tokio, en Japón.

De ser cierto que la Delta Plus es más fuerte que la Delta, aún no ha mostrado el ascenso meteórico que tuvo lugar cuando el Delta se convirtió en dominante sobre el Alfa en abril y mayo de 2021; o cuando el Alfa eclipsó al virus original del SARS-CoV-2. "Solo tiene una ventaja moderada sobre Delta", dice Christina Pagel, directora de la Unidad de Investigación Operativa Clínica del University College London, en el Reino Unido.

La ventaja de transmisión de AY.4.2 es mucho menor en magnitud que la ventaja del 40 al 70 por ciento que tenían Alfa y Delta en comparación con su respectiva variante ancestral de SARS-CoV-2, coincide Wenseleers.

Entonces, ¿la Delta Plus es una amenaza?

El motivo por el que la Delta Plus ha surgido en el Reino Unido es un poco misterioso, sobre todo porque su prevalencia ha disminuido en otros países europeos.

"Es posible que la AY.4.2 tenga una pequeña ventaja de transmisión sobre la Delta, del orden del 10 al 15 por ciento, pero esto, junto con los cambios mínimos en la secuencia, no supone una amenaza significativa ni ayuda a explicar la situación del Reino Unido", dice Eric Topol, fundador y director del Scripps Research Translational Institute en California, Estados Unidos.

Ravi Gupta, microbiólogo clínico de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), culpa del aumento de esta nueva variante al gobierno británico por haber relajado las medidas de salud pública demasiado pronto. "La situación del Reino Unido es el resultado de la falta de medidas de mitigación, como las mascarillas, y de no vacunar a los adolescentes ni controlar la transmisión en las escuelas", afirma.

Esto, junto con la disminución de la inmunidad de los que estaban totalmente vacunados hace varios meses, y al clima más frío (que hace que la gente pase más tiempo en el interior cerca de su casa), podría desempeñar un papel en el aumento del número de casos en el Reino Unido.

La buena noticia es que, hasta ahora, la variante AY.4.2 no parece causar una enfermedad más grave ni hacer que las vacunas actuales sean menos eficaces, según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido.

"Las tasas de hospitalización y muerte son relativamente estables [en el Reino Unido]. Esto indicaría que la vacuna es eficaz incluso contra la AY.4.2", afirma Sato.

Aunque el AY.4.2 ha recibido mucha atención, hay muchos sublinajes de la variante Delta que se han vuelto más prevalentes que el padre. Por ejemplo, las variantes AY.23 y AY.23.1 de Singapur han dominado desde julio, y la variante original de Delta representa ahora sólo el 2% de las muestras de los últimos 60 días.

"Delta sigue mutando en subtipos, y subtipos de subtipos. Las elevadas tasas de casos que se registran en el Reino Unido le dan muchas oportunidades para hacerlo", afirma Pagel.

Los expertos coinciden en que cuantas más personas se vacunen menos oportunidades habrá de que surjan nuevas variantes. "Las vacunas salvarían nuestras vidas de diversas variantes del SARS-CoV-2", afirma Sato.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Ciencia
La COVID-19 ya ha dejado al menos 5 millones de muertos en todo el mundo
Ciencia
Cómo afecta a los niños la vacuna del COVID-19
Ciencia
Por qué las personas mayores pueden sufrir una COVID-19 grave incluso con la pauta de vacunación completa
Ciencia
Cómo la COVID-19 daña los cinco sentidos
Ciencia
La COVID-19 podría afectar al rendimiento sexual de los hombres

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved