¿Empeorará la superluna el huracán Idalia? Hemos preguntado a los expertos

El histórico huracán que tocó tierra en Florida se produjo cuando la Luna estaba más cerca de la Tierra, lo que afectó a las mareas.

Por Allie Yang
Publicado 31 ago 2023, 10:27 CEST
Nubes de tormenta se ciernen sobre Steinhatchee, Florida

Nubes de tormenta se ciernen sobre Steinhatchee, Florida, antes de la llegada prevista del huracán Idalia. La superluna de esta noche, la luna llena más cercana a la Tierra en su órbita, afectará a las mareas a medida que el huracán avance por el sureste.

Fotografía de Rebecca Blackwell, Associated Press

El huracán Idalia ya ha llegado a las costa de Florida (Estados Unidos). En cualquier huracán, la subida del agua, llamada marejada ciclónica, es el elemento más peligroso y dañino de la tormenta. Las mareas normales pueden aumentar esa cantidad de agua, y entre el 30 y el 31 de agosto las mareas serán posiblemente las más fuertes de todo el año. Esto se debe a que la luna llena de esa noche es también una superluna, lo que significa que está en su punto más cercano a la Tierra.

"La luna llena puede aumentar las mareas, por lo que, ciertamente, en el momento de la marea alta durante la tormenta, se van a ver mayores inundaciones costeras", dice Noah Petro, científico investigador del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA.

Aunque la superluna será la luna llena más cercana del año y, por tanto, su gravedad tendrá un mayor efecto, los expertos afirman que la fase de luna llena importa más que el hecho de que sea una superluna. "No es una gran combinación añadida que esté más cerca de lo normal", dice Petro. "Va a ser en escalas de centímetros, como mucho, de diferencia en la marea, que en este caso es apenas perceptible".

(Relacionado: ¿Cómo se forma un huracán de categoría 5?)

La superluna y las mareas

La luna llena, incluso una superluna, probablemente sólo tendrá un efecto modesto en las enormes mareas de tempestad que ya se esperan. El meteorólogo Kenton Gewecke, de ABC News, afirma que la región de Big Bend, en Florida, podría sufrir las peores marejadas, de 3 a 4,5 metros, sin tener en cuenta las mareas. En Florida, la diferencia normal entre la marea alta y baja es de alrededor de entre 90 centímetros y metro y medio.

"Hay una gran diferencia entre que la tormenta toque tierra con marea baja o con marea alta, eso puede suponer una diferencia de hasta metro y medio", afirma Thomas Wahl, profesor asociado de ingeniería costera de la Universidad de Florida Central. "Pero la marejada ciclónica de 3 ó 4 metros es la parte realmente peligrosa. Sólo la marea alta en sí no va a suponer ninguna amenaza importante para la gente".

El huracán tocó tierra el día 30 de agosto por la mañana con una categoría 3, pero alrededor de la hora de una marea baja. La marea más alta causada por la superluna se producirá el jueves 31 de agosto por la noche, por lo que es probable que no se produzca el grueso de la marejada ciclónica, que se producirá en su mayor parte el miércoles. La marea alta llegará al Big Bend de Florida justo antes de las ocho de la tarde (hora española) y probablemente se producirá cuando las aguas de la marejada ciclónica empiecen a retroceder hacia el océano.

(Relacionado: ¿Cómo funciona el sistema de categoría de los huracanes?)

Idalia, un huracán histórico

La amplia y poco profunda plataforma continental de Florida desempeña un papel importante en el impacto de la marejada ciclónica. Si hay un corte abrupto, como en algunas partes de la costa oeste de EE.UU., el agua tiene que esforzarse mucho más para subir, explica Gewecke. Un fondo marino menos profundo y más gradual permitirá que las mareas de tempestad entren y salgan fácilmente si se dan las circunstancias adecuadas, como un huracán de gran intensidad.

También tuvimos una superluna el 2 de julio y el 1 de agosto, y tendremos otra el 28 de septiembre. El año que viene también habrá cuatro superlunas de agosto a noviembre.

Independientemente de la posición de la luna, se espera que el huracán Idalia sea histórico. "Nuestros registros de tormentas que tocan tierra en Estados Unidos se remontan a la década de 1850. Desde entonces, en esta zona del Big Bend, nunca ha habido un huracán de categoría tres o superior", afirma Gewecke. "Es realmente una buena oportunidad que haya áreas que nunca han visto marejada ciclónica como lo que van a experimentar".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved