¿Se pueden recuperar las pinturas rupestres tras actos vandálicos?

En los últimos años algunas muestras de arte rupestre milenario en España han sufrido un grave expolio y, ahora, varias graves pintada; las asociaciones y municipios piden la protección de estos lugares para evitar la pérdida de un patrimonio cultural tan

Por Cristina Crespo Garay
Arte rupestre
En una cueva española, un equipo de científicos descubrió trazos escaleriformes pintados con líneas verticales y horizontales. El arte data de hace más de 64.000 años, lo que sugiere que es obra de neandertales.
Fotografía de P. Saura

El pasado 10 de febrero, una enorme bandera de España pintada sobre la roca destrozó pinturas rupestres de más de 6000 años de antigüedad en el Peñón del Muerto, Solana del Pino, un pequeño municipio de 300 habitantes que se encuentra en plena Sierra Madrona, en Ciudad Real; Castilla La Mancha. Las tres pinturas antropomórficas ultrajadas por la pintada son originarias de la época neolítica, período que se desarrolló entre el 6000 a.C y el 4000 a.C, según las diferentes culturas que lo alcanzaron, y se extendió hasta el 3000 a.C.

“Toda la Sierra de Alcudia y Madrona está llena de pinturas rupestres que pertenecen al Neolítico”, afirma José Duque, presidente de la Asociación Naturalista Aullidos del Valle de Alcudia y autor del tweet de denuncia que se hizo viral. “Las pinturas están muy bien conservadas, son figuras humanas escenas de caza y mortuorias que se han descubierto en dos abrigos bajo piñones inclinados y que han llegado hasta nuestros días por estar salvaguardados de la lluvia y el viento el sol y la nieve”.

“Todas las pinturas rupestres están protegidas, se declaró en una nueva ley hace muchos años”, afirmó Carmen Teresa Olmedo, delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real en la Cadena SER. Este arte milenario, como todas las pinturas rupestres, está bajo la competencia del Gobierno Regional y protegido como Patrimonio.

Galería relacionada: El arte rupestre más antiguo del mundo

Tras una valoración de los Agentes Forestales y los técnicos, la Junta interpondrá una denuncia en base a la valoración de los daños, y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que ha abierto una investigación para tratar de dar con el autor.

Además de las graves pintadas sufridas en el Peñón del Muerto, más pinturas rupestres de nuestra península ibérica han sido dañadas a través de este tipo de actos, como el caso de Las Sacerdotisas, en Despeñaperros, o la gruta de La Rendija, en Herencia, Castilla La Mancha.

El expolio del peñón

Sin embargo, no es la primera vez que esta roca es víctima de este tipo de sucesos. “Ese peñón está a pie de carretera y ha estado expuesto siempre a actos vandálicos. Era un peñón que tenía diferentes figuras, como mujeres dando a luz, del estilo de las de Peña Escrita [en Granada; Andalucía], y hace unos 20 años lo expoliaron y se llevaron prácticamente el panel entero y quedaron solo dos o tres figuras”, afirma Duque.

Desde que la Asociación Anasma fue fundada hace una década, sus integrantes han añadido siete abrigos - sitios arqueológicos que presentan arte rupestre - al listado arqueológico de Solana del Pino y de Mestanza. Estas zonas naturales son fotografiadas y las imágenes son remitidas a la Delegación de Cultura de la Junta de Ciudad Real, que se encarga de catalogarlas.

Sin embargo, este tipo de sucesos ha hecho que la Asociación Anasma se plantee dejar de publicar la ubicación de los nuevos hallazgos relacionados con pinturas prehistóricas que aún continúan descubriéndose. Por tanto, estos actos vandálicos provocan que cada vez sea más difícil llevar el arte rupestre hasta la población a través de la divulgación.

El ejemplo de 'Las Sacerdotisas' de Jaén 

Los trabajos de restauración ya han comenzado su curso y casos anteriores indican que sí es posible su cuidadosa restauración, como el de Las Sacerdotisas, un emblema del arte rupestre Mediterráneo, declarado Patrimonio Mundial, que el pasado mes de diciembre apareció pintado con spray en Despeñaperros, en Vacas del Retamoso (Jaén; Andalucía). Las redes sociales volvieron a ser el canal de denuncia para dar la voz de alarma.

En este caso, finalmente los técnicos de restauración lograron recuperar el estado original estás pinturas. En aquel momento la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, explicó que se había encargado un análisis del producto utilizado, así como el estudio de posibles soluciones para proceder a su eliminación de forma segura lo antes posible.

Galería relacionada: Cuevas europeas en las que admirar el arte rupestre

Según explica la Junta, “necesitaron varias semanas de trabajo tras la confección de un producto específico en gel que se aplicó mediante imprimación de hisopos de algodón en varias fases de limpieza. Con esta técnica, la pintura vandálica va quedando adherida al algodón, lo que permite que sea removible sin afectar a las manifestaciones artísticas situadas debajo. Sobre las capas más superficiales se elimina la pintura vandálica con ayuda del bisturí y una lupa binocular”.

Además, este trabajo se pudo llevar a cabo gracias a una analítica mediante fluorescencia de Rayos X, que logró determinar la composición de un producto que lograse su eliminación sin destruir las pinturas originales. Antes de realizar la limpieza, los técnicos se aseguraron realizando ensayos en otros lugares del entorno.

El municipio de Santa Elena, donde se encuentran estas pinturas rupestres, ha solicitado a la Delegación de Cultura la instalación de rejas y protecciones te impidan acercarse a esta zona de gran valor histórico. Según ha declarado el alcalde al Diario de Jaén, el objetivo es que "las personas que nos visiten puedan disfrutar de estas magníficas pinturas rupestres y al mismo tiempo que estén protegidas ante el vandalismo".

Entre las principales amenazas a estás pinturas rupestres se encuentra su deficiente estado de conservación y que se encuentran a menudo expuestos a la acción del ser humano. Hasta ahora, el difícil acceso hasta estas rocas ha sido la principal protección que han tenido. En el año 1998, la UNESCO declaró Patrimonio Mundial 69 yacimientos de arte rupestre prehistórico entre las sierras de Jaén, Almería y Granada.

La importancia de Sierra Madrona

Estas pinturas confirman que esta zona de Sierra Madrona estuvo habitada entre el Neolítico final y la Edad de Bronce. La mayoría de ellas se dibujaron en color rojo gracias a los pigmentos desprendidos de los óxidos de hierro o la utilización de la grasa o la miel.

Aquellas primeras pinturas se aplicaban con ramas de los árboles o con los dedos. Estos dibujos han llegado hasta nuestros días debido a que la roca desde ecosistema es cuarcita, que evita su erosión.

Este arte rupestre se conoce desde principios del siglo XIX, cuando el francés Henri Breuil descubrió varias pinturas que fueron realizadas por culturas desarrolladas que se dedicaban a la agricultura, la caza y la ganadería. 

En un estudio del Instituto de Estudios Giennenses, los investigadores Soria Lerma, Zorrilla y López Valle afirman que “entre los rituales destacan aquellos relacionados con los motivos ramiformes, frecuentemente acompañados de cérvidos y respectivamente representativos del mundo digital y animal y de una naturaleza que se renueva cíclicamente”.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Ciencia
Impresión 3D, la réplica del arte
Ciencia
Así reaprovechan los científicos la lava del volcán de La Palma
Viaje y Aventuras
Filadelfia, la meca de los murales con más de 4000 obras de arte urbano
Viaje y Aventuras
La contaminación amenaza algunas de las tallas rupestres más antiguas del mundo
Ciencia
17 yacimientos paleontológicos que pintan el pasado de la península ibérica

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved