Espacio

Un planeta fragmentado o una megaestructura alienígena: ¿por qué parpadea esta estrella?

Un desconcertante cuerpo celeste muestra un comportamiento jamás observado en una estrella, abriendo una ventana para la observación por parte de los astrónomos. Jueves, 9 Noviembre

Por Delaney Chambers

Tanto los astrónomos profesionales como los aficionados se están devanando los sesos para averiguar por qué este cuerpo celestial conocido como KIC 8462852, o estrella de Boyajian, está actuando de forma tan extraña.

KIC 8462852, observada por primera vez por el telescopio espacial Kepler hace años, también recibe el nombre de «estrella de Tabby» como guiño a la astrónoma Tabetha Boyajian, quien descifró el rastro dejado por la estrella entre los datos de Kepler en 2015. Este cuerpo celeste se ha atenuado un 22 por ciento desde el 19 de mayo, un comportamiento impresionante que nunca se había observado en una estrella.

Ahora, los científicos tienen la oportunidad de observar y fotografiar el comportamiento de la estrella de forma clara, algo que los astrónomos esperan que arroje algo de luz sobre su misteriosa apariencia.

Noticia relacionada: La nave Cassini realiza su último vuelo sobre Titán, la luna más grande de Saturno

La estrella muestra un comportamiento desconcertante, ya que parece atenuarse y regresar a su brillo original, es decir, que aparentemente está parpadeando.

Abundan las teorías que intentan explicar este fenómeno. Entre las más populares están la de los cometas que pasan frente a la estrella o la de que un planeta cercano se ha fragmentado y su materia planetaria ha bloqueado nuestra vista desde la Tierra.

Algunos científicos tienen la teoría de que esta atenuación podría debersea una «megaestructura alienígena» que orbita la estrella de Boyajian y que estaría cosechando su energía.

Sea cual sea el objeto que bloquea su luz, las observaciones de la atenuación actual podrían contribuir a explicar por qué se está comportando de esa forma.

Sigue leyendo: Los últimos descubrimientos planetarios suponen grandes avances en la búsqueda de vida extraterrestre

Seguir leyendo