Espacio

El interior de la Luna contiene más agua de la que creíamos

Datos por satélite sugieren que el agua abunda en el interior de la Luna y que las rocas volcánicas podrían ser un valioso recurso para los futuros exploradores. Jueves, 9 Noviembre

Por Hannah Lang

Hay mucha más agua en la Luna de lo que pensábamos con anterioridad, según un nuevo análisis de diminutas perlas de cristal, los restos de antiguas erupciones volcánicas.

Estas perlas, que se producen de forma natural, fueron recogidas en la década de 1970 como parte de las misiones Apolo 15 y 17, que aterrizaron cerca de las zonas con actividad volcánica. Las perlas se formaron cuando el magma que llegó a la superficie se cristalizó de tal manera que atrapó el aguaen su interior.

Sin embargo, los científicos no podían estar seguros de si las muestras de la Apolo eran únicas o si otros flujos volcánicos de la Luna también estaban llenos de cristales portadores de agua.

Artículo relacionado: Ponte en la piel de los astronautas de las misiones Apolo con estas 32 fotografías

En un nuevo estudio publicado en Nature Geoscience, los científicos reexaminaron las muestras de Apolo y emplearon datos por satélite más recientes para buscar pistas de la existencia de perlas de agua en otras partes de la Luna. De hecho, descubrieron que los depósitos volcánicos son abundantes, lo que sugiere que el material en el interior de la Luna es más húmedo de lo que se creía anteriormente.

«El hecho de que observen esta característica asociada a los cristales nos dice que en realidad hay bastante agua en el interior de la Luna, en aquellos lugares donde se dan erupciones volcánicas», explica Anthony Colaprete, un científico de la NASA que ha revisado el estudio.

A continuación, resumimos todo lo que sabemos sobre el agua en la Luna.

Sigue aprendiendo: La luna de Saturno posee la cordillera más extraña de todo el sistema solar

¿Se había encontrado agua en la Luna antes?

Sí, pero solo recientemente. Los científicos solían pensar que la Luna estaba completamente seca. Pero en 2008, los investigadores examinaron estos cristales de las muestras de la misión Apolo y encontraron los primeros restos de agua.

Desde entonces se han producido varios descubrimientos de agua lunar. En 2009, la NASA estrelló un cohete y un satélite contra un cráter en el polo sur de la Luna, con la esperanza de recoger pruebas adicionales de la existencia de agua. Las colisiones desprendieronindicios asociados al hielo de agua e hidroxilo, una molécula altamente reactiva asociada con el agua.

Y en 2010, los científicos estudiaron otras rocas lunares recogidas y encontraron más indicadores de agua en un mineral llamado apatita. En este punto, los geólogos comenzaron a sospechar que la Luna albergaba reservas ocultas en sus rocas. Si sacáramos todo el agua del interior de la Luna, crearía un océano de 91 centímetros de profundidad que cubriría la superficie total del satélite, según estimó en aquel momento el geólogo Francis McCubbin.

Te puede interesar: Eclipse lunar: cuando la Luna enrojece

¿Por qué es diferente este estudio?

Aunque habíamos cartografiado una gran parte del agua lunar superficial, no sabíamos a ciencia cierta cómo es el interior de la Luna, en parte debido a las pocas muestras de roca volcánica que ha sido expulsada del manto lunar.

Para su estudio, Ralph Milliken, de la Universidad de Brown, y Shuai Li, de la Universidad de Hawái, querían averiguar más datos acerca de la cantidad de agua en el interior de la Luna. El estudio es uno de los primeros que intenta responder a esta pregunta empleando la cartografía satelital de desechos volcánicos llamados flujos piroclásticos.

Noticia relacionada: ¿Por qué vemos figuras en la superficie de la Luna?

¿Cuánta agua hay?

Desafortunadamente, aunque el estudio sugiere que el agua es más abundante en el interior de la Luna, es difícil saber a ciencia cierta cuánta hay.

Varios estudios de 2011 revelaron que las perlas volcánicas contenían cantidades de agua similares a las del basalto volcánico de la Tierra. Además, en las profundidades de nuestro planeta, probablemente existe más agua que en todos los lagos, ríos y océanos superficiales juntos.

Este nuevo descubrimiento podría significar que al menos parte del manto lunar podría contener tanta agua como el de la Tierra.

¿Qué implicaciones tiene esto para el futuro?

Aunque las perlas de cristal contienen solo un 0,05 por ciento de agua, la ingente cantidad de estas presenta una oportunidad tentadora para los futuros exploradores lunares. El hielo de agua en los sombríos cráteres polares sería mucho más difícil de alcanzar que las rocas volcánicas que contienen agua y que se extienden sobre la Luna. Esto significa que los futuros visitantes lunares podrían extraer algún día este agua en vez de tener que llevar consigo sus propios suministros.

«De hecho, resulta muy útil», afirma Colaprete. «Ahora podemos controlar mejor estos depósitos como un recurso lunar en potencia para el futuro y puede compararse a futuros estudios de recursos polares».

Sigue leyendo: 

SpaceX quiere enviar a dos turistas a la Luna en 2018

Galería de fotos: Exploración de la luna

Seguir leyendo