Espacio

Rusia y Estados Unidos acuerdan construir una estación espacial que orbitará alrededor de la Luna

Las agencias espaciales NASA y Roscosmos han firmado un acuerdo para construir una instalación que podría servir para futuras misiones a Marte.jueves, 9 de noviembre de 2017

Por Redacción National Geographic
Imagen de la Estación Espacial Internacional.

El pasado 27 de septiembre, en el 68º Congreso Internacional de Astronáutica en Adelaida, Australia, la NASA y su homóloga rusa, Roscosmos, firmaron un acuerdo conjunto conforme al que desarrollarán una estación espacial en el espacio cislunar, es decir, entre la Luna y la Tierra.

Este acuerdo se incluye en el marco del Deep Space Gateway (que significa «Puerta al Espacio Profundo»), un proyecto liderado por la NASA que tiene como objetivo desarrollar instalaciones cerca de la Luna necesarias para realizar misiones al espacio profundo, entre ellas una futura misión a Marte que la agencia planea emprender en la década de 2030.

Esta declaración conjunta, según la NASA, «refleja la visión común sobre la exploración humana» de ambas agencias, pertenecientes a países tradicionalmente enfrentados en otros ámbitos. «Acuerdos como el firmado con Roscosmos muestran el concepto del Deep Space Gateway como buen ejemplo de exploración espacial asequible y sostenible», declaró Robert Lightfoot, director en funciones de la sede de la NASA en Washington.

Igor Komarov, director general de Roscosmos, declaró que al menos cinco países están trabajando en la construcción de sus propios sistemas. «Para evitar futuros problemas de cooperación técnica, parte de las normas deberían unificarse, para que varios países tengan la posibilidad de trabajar en sus propias instalaciones y de unirse a la estación lunar internacional», explicó.

Según The Guardian, Rusia y Estados Unidos también habrían debatido la opción de usar las naves Proton-M y Angara, en Moscú, para ayudar a crear la infraestructura del puerto espacial lunar, y añadieron que la construcción de esta comenzaría a mediados de la década de 2020.

Ambas agencias habrían acordado ya una normativa para la unidad de acoplamiento de la futura estación, según un comunicado de Roscosmos. Teniendo en cuenta la amplia experiencia de Rusia en el desarrollo de unidades de acoplamiento, los futuros elementos de la estación se fabricarán a partir de diseños rusos.

Más sobre Marte: Celebramos 20 años de rovers en Marte con las mejores imágenes marcianas

¿Por qué es importante Deep Space Gateway?

Para expandir la presencia humana en nuestro sistema solar, hay que comenzar explorando los lugares cercanos a la Luna. Ambas agencias ven este proyecto como «un componente estratégico de la arquitectura de la exploración espacial humana que garantizará futuros estudios», según señaló la NASA.

Esta es la primera fase de exploración cerca de la Luna, en la que se emplearán las tecnologías actuales y permitirán a los expertos obtener la experiencia que necesitan para realizar operaciones a una mayor distancia de la Tierra. Estas misiones permitirán desarrollar nuevas técnicas y poner a prueba enfoques innovadores a la hora de resolver problemas en misiones de mayor duración lejos de la Tierra, como sería una futura misión a Marte.

Un elemento clave para esto ha sido lo aprendido en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), así como la tecnología que se ha probado allí. Es precisamente en la ISS donde se ha probado que la colaboración entre estos dos gigantes, Rusia y Estados Unidos, puede dar sus frutos.

Galería relacionada:

ver galería
Seguir leyendo