SpaceX hará historia con su misión tripulada a la Estación Espacial Internacional

El 27 de mayo, la misión Demo-2 despegará desde el Centro Espacial Kennedy y enviará astronautas a la Estación Espacial desde EE. UU. por primera vez en nueve años.

Publicado 26 may. 2020 10:58 CEST, Actualizado 5 nov. 2020 6:48 CET
Crew Dragon y Falcon 9

El brazo de acceso de la tripulación se coloca en posición en la cápsula Crew Dragon de SpaceX y el cohete Falcon 9 el 21 de mayo de 2020. La NASA continúa con los preparativos para el lanzamiento de la misión Demo-2 en el Centro Espacial Kennedy, en Florida.

Fotografía de Bill Ingalls, NASA

SpaceX está a punto de lanzar una nueva era del vuelo espacial humano cuando su cápsula Crew Dragon transporte a dos astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). El vuelo de prueba Demo-2, cuyo lanzamiento está programado para las 16:33 ET (22:33 en hora peninsular española) del 27 de mayo, será el primer despegue en casi una década de una misión espacial tripulada desde una plataforma estadounidense y la primera vez que una empresa de vuelo espacial privado use un cohete y una cápsula propios para transportar a humanos a la órbita terrestre.

«SpaceX ha sido un socio increíble de la NASA durante muchos años, con el reabastecimiento de la Estación Espacial Internacional y pronto con el traslado de tripulación. Es un momento muy emocionante», declaró el administrador de la NASA Jim Bridenstine durante una llamada con periodistas.

Debido a la actual pandemia de COVID-19, la NASA insta a los espectadores a quedarse en casa y ver el evento de forma remota. El lanzamiento, que transportará a los astronautas de la NASA Dough Hurley y Bob Behnken, será retransmitido en directo por la NASA y SpaceX y puedes seguir la cobertura en directo de la misión histórica en ABC News y National Geographic a partir de las 15:00 ET (21:00 en hora peninsular española) del 27 de mayo.

Como en todos los lanzamientos espaciales, el despegue podría retrasarse debido a factores como las condiciones meteorológicas o problemas mecánicos. Si se cancela el primer intento el 27 de mayo, la misión se reprogramaría para las fechas alternativas del 30 de mayo, el 31 de mayo o el 1 de junio.

Dos veteranos de los transbordadores regresan a la ISS

La misión Demo-2 está programada para despegar desde el complejo de lanzamiento 39A del Centro Espacial Kennedy, la misma plataforma de Florida desde la que despegaron la Apolo 11 y la STS-135, el último vuelo de un transbordador espacial. Sin embargo, la misión de esta semana supone una nueva forma de transportar humanos a la órbita, en la que agencias como la NASA compran viajes al espacio a empresas privadas.

Para los astronautas Hurley (53) y Behnken (49), el vuelo Demo-2 también presenta una oportunidad poco común: serán las primeras personas que volarán en un nuevo tipo de nave. Behnken y Hurley fueron seleccionados específicamente para el Programa de Tripulación Comercial de la NASA en 2015. Ambos son expilotos de prueba del ejército, Hurley de la Marina y Behnken de la Fuerza Aérea. Ambos están casados con astronautas y han sido colegas desde que se unieron a la NASA en el 2000 como parte del Grupo 18 de Astronautas.

«Tener la oportunidad de volar en una nave nueva es el sueño de cualquier estudiante de la escuela de pilotos de prueba y yo soy afortunado por poder disfrutar de esa oportunidad junto a mi buen amigo», dijo Behnken hace poco durante una conferencia de prensa con Hurley.

En misiones anteriores, los astronautas transportaron a la órbita componentes de la ISS como módulos con sistemas de soporte vital y laboratorios científicos y un robot de dos brazos llamado Dextre que se usa en las reparaciones. Pero Demo-2 será solo la quinta vez en la historia de los Estados Unidos en que se lancen astronautas en un vehículo nuevo. «Lo hicimos con Mercury, Gemini, Apolo; lo hicimos con los transbordadores espaciales; y ahora vamos a hacerlo con un cohete Falcon 9 de SpaceX y una cápsula Crew Dragon», declaró Bridenstine.

Durante una teleconferencia con la prensa, los astronautas describieron cómo habían trabajado con SpaceX para diseñar y refinar el elegante interior de la Crew Dragon, que dispone de paneles con pantallas táctiles en lugar de las palancas de mando, botones y tiradores que cubrían cada centímetro de la cabina del transbordador espacial.

Behnken, veterano con dos vuelos del transbordador espacial y seis paseos espaciales, será responsable del encuentro, el acoplamiento y el desacoplamiento de la Crew Dragon con la ISS. Hurley, comandante de la misión Demo-2, pilotó dos de los vuelos del transbordador, entre ellos su último lanzamiento, la misión STS-135, en julio de 2011.

El transbordador espacial Atlantis despega del complejo de lanzamiento 39A el viernes, 8 de julio de 2011 en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida. El lanzamiento de Atlantis, STS-135, fue una misión de 12 días a la Estación Espacial Internacional y el último vuelo del programa del transbordador espacial.

Fotografía de Bill Ingalls, NASA

«Resulta que soy uno de los astronautas que aterrizó aquí [en el Centro Espacial Kennedy] hace casi nueve años, poniendo fin al programa del transbordador espacial. Estar aquí para dar comienzo al próximo lanzamiento desde Estados Unidos me llena de humildad», declaró Hurley tras llegar al centro espacial el miércoles.

Una estancia única a bordo de la estación espacial

Tras el fin de la era de los transbordadores, la NASA se asoció con empresas de vuelo espacial privado para lanzar astronautas a la ISS y la agencia empezó a comprar asientos en naves rusas hasta que los vehículos comerciales estadounidenses estuvieran listos para volar. En 2014, la NASA contrató a dos empresas para diseñar, construir y lanzar naves a la órbita baja terrestre. Boeing, con un contrato por valor de 4200 millones de dólares, y SpaceX, con uno por valor de 2600 millones de dólares.

«Este es el siguiente gran paso en la comercialización de la órbita baja terrestre y en la creación de una economía vital en la órbita baja terrestre en la que la NASA es uno de muchos clientes. Este lanzamiento es nuestro próximo paso para aumentar la presencia estadounidense y humana a bordo del laboratorio», dice Kirk Shireman, director del programa de la ISS de la NASA.

Los astronautas de la NASA Chris Ferguson (dcha.) y Doug Hurley posan en la cabina del transbordador espacial Atlantis durante el entrenamiento para la misión STS-135 en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida, el 7 de abril de 2011.

Fotografía de Smiley N. Pool, NASA Photo/Houston Chronicle

El lanzamiento de esta semana será el segundo vuelo de prueba de la cápsula Crew Dragon de SpaceX. Durante el primer vuelo de prueba orbital del vehículo, en marzo de 2019, una cápsula no tripulada se acopló brevemente a la ISS y regresó a la Tierra, donde amerizó en el océano Atlántico. Esta semana, Behnken y Hurley volarán en otra Crew Dragon a la estación espacial.

Una vez en la ISS, los dos astronautas se quedarán durante un periodo de entre un mes y 110 días para ayudar en la investigación científica de los tres astronautas que ya están a bordo. El astronauta de la NASA Chris Cassidy se encuentra a bordo de la ISS junto a los cosmonautas rusos Anatoly Ivanishin e Ivan Vagner a la espera de la llegada de Hurley y Behnken. Cuando la Crew Dragon regrese a la Tierra con los astronautas de la Demo-2, aterrizará en el océano Atlántico, cerca de Cabo Cañaveral.

«Tengo el corazón aquí», declaró Gwynne Shotwell, presidenta y directora de operaciones de SpaceX, señalándose la garganta durante una conferencia de prensa antes del lanzamiento. «Creo que se quedará ahí hasta que traigamos a Bob y Doug de la Estación Espacial Internacional sanos y salvos».

Hurley, comandante de la misión, dice que está impaciente por regresar a la estación orbital que ayudó a construir, específicamente a la cúpula de paneles de vidrio que ofrece una vista amplia e inspiradora de la Tierra.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo