La rara alineación de planetas en el cielo nocturno que no volverá en décadas

El espectáculo celeste, que se podrá apreciar mejor entre el 17 y el 27 de junio, será la última vez que los cinco planetas más brillantes se agrupen en el cielo nocturno hasta 2040.

Por Andrew Fazekas
Publicado 16 jun 2022, 16:19 CEST
ESO_Conjunction
The moon shines brightly over the Very Large Telescope in Chile at the top-left of a celestial configuration that also includes Venus, in the center, and Jupiter underneath. These planetary meetings in the sky are known as conjunctions.
Fotografía de ESO, Y. Beletsky

Durante el mes de junio de 2022 se producirá una gran reunión celestial en los cielos de la Tierra. Los observadores del cielo tendrán la rara oportunidad de ver todos los planetas principales de nuestro sistema solar agrupados. La Luna también se unirá a la fiesta, del 17 al 27 de junio.

Esta rara alineación incluye a los cinco planetas que se pueden ver a simple vista: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Cada uno de ellos es lo suficientemente brillante como para ser visto incluso en cielos urbanos contaminados por la luz, siendo Venus el más brillante y Mercurio el más tenue. Nuestros planetas más cercanos aparecerán dispuestos en el cielo en el mismo orden que su distancia al sol.

(Relacionado: Nueve eventos estelares imprescindibles para ver en 2022)

Ilustración del horizonte con la ubicación de Mercurio, Venus, Urano, Marte, Júpiter, Neptuno, Saturno y la Luna el 17 de junio de 2022.

Fotografía de Illustration by Andrew Fazekas

Los astrónomos llaman a estos encuentros planetarios cercanos conjunciones. Tener dos o tres planetas apiñados no es tan raro, pero la última vez que vimos una conjunción los cinco planetas más brillantes fue en diciembre de 2004 y no se volverá a producir hasta 2040.

Los más distantes Urano y Neptuno también se agruparán en la misma zona, aunque los dos gigantes de hielo serán más difíciles de ver, requiriendo el uso de prismáticos. Busca entre Venus y Marte para encontrar a Urano teñido de verde. El azul de Neptuno podrá encontrarse entre Júpiter y Saturno.

Ilustración del horizonte con la ubicación de Mercurio, Venus, Urano, la Luna, Marte, Júpiter, Neptuno y Saturno el 24 de junio de 2022.

Fotografía de Illustration by Andrew Fazekas

Esta alineación planetaria podrá ser vista por la gran mayoría de la población mundial, pero algunos estarán mejor situados que otros. Para los que se encuentren en las latitudes septentrionales, por encima de ciudades como Nueva York y Londres, el planeta más cercano al sol, Mercurio, estará cerca del horizonte y podría ser borrado por el resplandor del amanecer. En estas regiones, los demás planetas también se acercarán al horizonte oriental, lo que dificultará la visión de todos los planetas.

Sin embargo, a medida que avance el mes, Mercurio aparecerá más alto en el cielo, lo que facilitará su observación. Para los observadores más al norte, como los de Escandinavia y el norte de Alaska, donde el sol nunca se pone en esta época del año, los planetas no serán visibles en absoluto.

(Relacionado: Observan por primera vez el nacimiento de un planeta)

Ilustración del sistema solar que muestra las posiciones de los planetas durante la conjunción de junio de 2022.

Fotografía de Illustration by Andrew Fazekas

Las mejores vistas se centrarán en los trópicos y en el hemisferio sur, donde los planetas se elevarán más en el cielo antes del amanecer. Pero independientemente de dónde te encuentres, la mejor recomendación es buscar una vista sin obstáculos del horizonte oriental entre una hora y 30 minutos antes de la salida del sol local.

El panorama será especialmente impresionante porque los planetas aparecerán apiñados. Y si te pierdes este espectáculo, tendrás que esperar hasta 2040 para tener otra oportunidad.

La luna ilumina el camino

Para encontrar los planetas, los espectadores sólo tienen que mirar a la brillante luna creciente. A partir del 17 de junio, cuando aparezca cerca de Saturno, nuestro satélite natural servirá de punto de referencia, posando con cada planeta de un día para otro.

Las fechas más destacadas son el 18 de junio, cuando la luna estará más cerca de Saturno, y el 20 de junio, cuando la luna se empareja con Neptuno. El 21 de junio, la Luna se unirá a Júpiter y el 22 se encontrará con Marte. El 24 de junio, la Luna se emparejará con Urano, y los observadores del cielo más atentos se darán cuenta de que aparecerá exactamente a mitad de camino entre Venus y Marte. El 26 de junio la Luna tendrá un llamativo encuentro cercano con el planeta más brillante del cielo, Venus, y finalmente completará sus visitas con Mercurio, el 27 de junio.

(Relacionado: Te explicamos las fases lunares)

Un atasco celeste

Mientras que este desfile de planetas parecerá estar apiñado en una pequeña parte del cielo, los mundos distantes estarán, por supuesto, repartidos en una vasta extensión del espacio, separados unos de otros por millones de kilómetros. Es nuestro punto de vista en la Tierra el que hace que parezcan tan cercanos.

Este gran espectáculo celeste es fácil de ver a simple vista, pero un par de prismáticos sostenidos con firmeza te permitirán obtener mejores vistas. Dirige tu vista hacia Júpiter, de color crema, y revelarás sus cuatro lunas más grandes. Los telescopios pequeños revelan todos los mundos como discos, enfocando detalles como las bandas de nubes de Júpiter y los famosos anillos de Saturno.

Urano y Neptuno son significativamente más débiles que el resto de los planetas, por lo que es probable que se necesiten prismáticos sólo para vislumbrarlos como puntos de luz azul verdosos y difusos. Pero un pequeño telescopio empezará a revelar más detalles de estos gigantes de hielo en el borde del sistema solar, una vista increíble teniendo en cuenta que Urano está a casi 3000 millones de kilómetros de la Tierra, mientras que Neptuno está a casi 4500 millones de kilómetros.

No dejes de verlos, porque la fiesta planetaria no durará mucho. En los próximos meses, los planetas se alejarán unos de otros y se dispersarán por el cielo. Al final del verano en el hemisferio norte, tanto Venus como Saturno se habrán retirado por completo del cielo matutino.

¡Cielos despejados!

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Espacio
Uno de los cometas más grandes jamás vistos se acerca a la Tierra
Espacio
Descubren que los planetas podrían afectar a la actividad magnética solar
Espacio
No te pierdas la rara conjunción de Júpiter y Saturno en el solsticio de invierno
Espacio
Descubren por qué la Luna se está oxidando
Espacio
Descubren dos supertierras en la órbita de un sistema planetario vecino

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved