Espacio

Un meteorito con forma de huevo nos revela nuevos minerales

Por Redacción National Geographic

27 de mayo de 2011

Un estudio recientenos muestra que dos minerales, desconocidos hasta el momento, y que se formaron durante el nacimiento de nuestro sistema solar, se han descubierto dentro de unos meteoritos.

Estos recientes descubrimientos (krotita y wassonita) son de especial interés para los científicos, que sólo han encontrado hasta ahora unos 60 minerales cuyo origen se pueda situar en los comienzos de nuestro sistema solar, hace unos 4.500 millones de años.

"Estos 60 minerales primarios son el comienzo de la evolución mineral en nuestro sistema solar”, afirmó Chi Ma, minerólogo del Instituo de Tecnología de California, que llevó a cabo el estudio de la krotita.

"Son nuestros... materiales de partida, que han evolucionado en condiciones físicas, químicas y biológicas diferentes hasta el momento. En nuestro planeta tenemos unos 4.500 minerales diferentes”.

La krotita, hallada en un meteorito con forma de “huevo roto”

La krotita, llamada así por el cosmoquímico vanguardista Alexander Krot, de la Universidad de Hawaii, se descubrió en un meteorito encontrado hace unos ocho años en el norte de África.

Durante un análisis reciente del meteorito, los científicos hallaron un material extraño que parecía un huevo roto y que tenía un tamaño similar al de un grano de arroz.

Los análisis de laboratorio revelaron que la krotita contiene un tipo de óxido de aluminio-calcio (CaAl2O4) que sólo se forma cuando se da una combinación de baja presión y temperaturas altas, de más de 1500 grados centígrados.

Este mismo material es muy conocido en el campo de la ciencia de materiales sintéticos, y en ocasiones se usa para el hormigón. “Sin embargo, esta es la primera vez que se encuentra en la naturaleza”, explicó Ma, que describe la krotita en el número de mayo de American Mineralogist.

Un meteorito de la Antártida, portador de la wassonita

La wassonita (llamada así por John Wasson, científico de la Universidad de California vanguardista en el estudio de la mineralogía de meteoritos) se encontró en un meteorito llamado Yamato 691.

Hace varios años, los científicos de esta universidad descubrieron unos extraños cristales microscópicos dentro del meteorito Yamato, que se encontró en la Antártida hace 42 años, afirmó Keiko Nakamura-Messenger, mineróloga del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, Texas.

No obstante, estos cristales de tan sólo 50 por 450 nanometros (la centésima parte del grosor de un pelo humano) eran demasiado pequeños para poder analizarlos hasta hace poco.

Usando un instrumento llamado haz de iones focalizados, el equipo de investigadores dirigido por Nakamura-Messenger extrajo los cristales de la roca.

Posteriormente, los científicos analizaron las estructuras químicas de los cristales, lo que reveló que estaban compuestos tan sólo de dos elementos, titanio y azufre.  

Estos elementos estaban presentes en una ratio de 1:1, una fórmula extremadamente sencilla para un mineral nunca antes visto.

La estructura cristalina en sí, sin embargo, es algo más complicada, explicó Nakamura-Messenger, cuyo estudio sobre la wassonita está pendiente de publicarse. “Uno esperaría que fuera un cubo, pero no es así”. Más bien, “tiene una estructura romboédrica alargada.

En otras palabras, el cristal parece un edificio de oficinas que ha sido desviado ligeramente.

Los nuevos minerales permiten echar una ojeada al nacimiento del sistema solar

Los minerales descubiertos recientemente podrían proporcionar pistas a los científicos sobre cómo se formaron los minerales en el albor de los tiempos.

Los astrónomos creen que el sistema solar comenzó como una nube de gas caliente llamada la nebulosa solar. Con el descenso de la temperatura de la nube, los cristales de polvo se acabaron condensando.

Esto significa que los minerales de alta temperatura, como la krotita, fueron de los primeros en formarse.

"No hay muchos de este tipo”, dijo Ma. “Hay unos 30, y éste fue uno de los primeros sólidos que se crearon en la nebulosa solar, motivo por el cual es un hallazgo tan emocionante. Estos minerales nos cuentan que sucedió durante el nacimiento de nuestro sistema solar”.

Dada la relación de la krotita con otras sustancias artificiales, las condiciones necesarias para su formación ya se conocen.

La wassonita, en cambio, necesitará un análisis más profundo.

"Estudiando este mineral, podemos entender un poco más el sistema solar” explicó Nakamura-Messenger. “Hace 4.500 millones de años, existía una región que reunía las condiciones exactas necesarias para crear este mineral”.

Lo que es más, puede que éste no sea el único mineral nuevo que se encuentre en el meteorito Yamato 691.

"La wassonita estaba rodeada por otro par de minerales desconocidos”, añadió Nakamura-Messenger.

Del mismo modo, según informó Ma, se ha identificado otro nuevo mineral, llamado brearleyita, junto a la krotita. Los detalles al respecto se publicarán en agosto en American Mineralogist.

Seguir leyendo