Historia

Una espada medieval de 600 años hallada en casi perfecto estado en una ciénaga de Polonia

Los arqueólogos creen que esta arma de 600 años de antigüedad en buen estado de conservación podría haber pertenecido a un caballero. Jueves, 9 Noviembre

Por Sarah Gibbens

Hace 600 años, un caballero sin suerte podría haber caído o haber perdido su espada en un pantano lleno de turba. Esta es una de las explicaciones propuestas por los investigadores tras el hallazgo de una espada en un increíble estado de conservación en una ciénaga llena de turba cerca de la ciudad de Hrubieszów, en Polonia.

Un obrero que había trabajado en esta zona durante los últimos 15 años se encontró con esta arma de finales del siglo XIII o mediados del siglo XIV mientras usaba una excavadora para drenar el pantano. Aparte de la empuñadura, la espada se ha conservado casi totalmente y ha sido donada al museo local de Stanisław Staszic.

Bartłomiej Bartecki, director del museo, dijo a la revista científica polaca PAP que la espada a dos manos es «un hallazgo único en la región», pero hace 600 años hubiera sido el arma empleada normalmente por los caballeros.

La región formaba parte del Reino de Polonia en 1366. Un gobernador polaco construyó un castillo en Hrubieszów que habría supuesto una fuente de empleo para los caballeros, según el History Blog. La localización exacta del pantano no se ha revelado para evitar saqueos.

Noticia relacionada: ¿Quiénes fueron las momias de los pantanos? Nuevos descubrimientos sorprendentes

Los investigadores del museo estiman que la espada de casi 120 centímetros pesaba poco más de 1,5 kilogramos en el momento de su fabricación.

En una entrevista con National Geographic, Bartecki dejó claro que, aunque los arqueólogos del museo todavía tienen que descubrir la identidad del dueño de la espada, la cruz isósceles en forma de escudo heráldico sobre la barra posterior de la espada sería algo así como la marca de identificación del herrero.

«Sería como una denominación social medieval», explica él.

En la época en la que se usó la espada, la marca habría estado cubierta por una empuñadura de madera, hueso o asta.

La espada ha sido enviada a Varsovia, donde será analizada y restaurada. Los investigadores esperan encontrar más marcas que desvelen más acerca de la identidad del dueño de la espada. Una vez sea examinada, la espada será enviada de vuelta a Hrubieszów, donde se exhibirá a partir de septiembre.

En los próximos días, un equipo de arqueólogos polacos regresará al lugar donde la descubrieron. No se encontraron restos óseos en un principio cerca de la espada, pero el equipo espera encontrar otros posibles objetos o posesiones del caballero.

Más sobre arqueología:

El 85% de la ciudad de Petra permanece bajo tierra e intacta

Fotografías de las posesiones más valoradas de las élites vikinga

Seguir leyendo