Historia

Esto es lo que nos desvela una «fiambrera» de la Edad del Bronce hallada en los Alpes suizos

Los contenidos de un pequeño recipiente de madera de la Edad del Bronce podrían ayudar a los científicos a descifrar la evolución de los europeos primitivos. Jueves, 9 Noviembre

Por Sarah Gibbens

Entre 2.000 y 4.000 años atrás, un europeo primitivo que recorría los Alpes suizos probablemente perdió su comida.

Una pequeña caja circular de madera para transportar comida fue descubierta en 2012 en una cumbre de más de 2.400 metros de altura en la parte occidental de los Alpes berneses, en Suiza. En el momento de la excavación, se encontraron en el yacimiento varios objetos. El rápido retroceso de los glaciares debido a la subida de las temperaturas desveló objetos que no habían sido utilizados por humanos durante miles de años.

Cuando la encontraron, la caja no destacaba especialmente en la colección de objetos descubiertos. Sin embargo, los estudios posteriores han revelado que la pequeña caja contiene nueva información acerca de la agricultura humana primitiva.

Los análisis microscópicos y moleculares de las proteínas y los ácidos grasos que había en la caja han mostrado que esta contenía granos de cereal. Pruebas similares realizadas en artefactos de la Edad del Bronce descubiertos en Europa habían demostrado que la mayoría de recipientes de comida servían para transportar leche o carne, pero ha sido más difícil encontrar pruebas de cereales cultivados. Las plantas se degradan rápidamente en los yacimientos, lo que implica que los investigadores deben estudiar las moléculas de los objetos para saber claramente cuáles eran sus antiguos contenidos.

Sigue leyendo: La pareja suiza desaparecida hace 75 años descubierta gracias al derretimiento de un glaciar

Investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y de la Universidad de York llevaron a cabo los análisis de esta «fiambrera». En un comunicado de prensa publicado por el instituto, señalaban la importancia evolutiva del cereal en la historia humana.

«La domesticación de plantas como el trigo fue uno de los pasos evolutivos y culturales más importantes de nuestra especie, pero las pruebas directas del uso de plantas domesticadas, por ejemplo, en prácticas culinarias primitivas, siempre han sido escasas, lo que resulta frustrante», afirmaban desde el instituto online.

En la caja se han encontrado trigo y cebada o centeno. El trigo fue uno de los primeros cultivos del mundo y sigue siendo el cereal más cultivado a nivel mundial. Un informe de la Unidad de Investigación de Cultivos de Cereales del Departamento de Agricultura estadounidense señala que el trigo fue domesticado por primera vez hace 10.000 años en una región conocida como el Creciente Fértil en Oriente Medio. Estos cultivos permitieron que los humanos pasasen de tener estilos de vida de cazadores-recolectores a vivir en sociedades agrarias.

El paso de Schnidejoch, donde se encontró la fiambrera, conecta el valle de Valais, en Suiza, con Italia. Los investigadores esperan que el hallazgo ofrezca una de las piezas que faltan en el puzle del desarrollo de estas prácticas agrícolas primitivas y de su extensión por toda Eurasia.

Debido a que la fiambrera era relativamente pequeña y ligera, al estar fabricada de pino suizo, los investigadores sugieren que habría sido empleada para viajar a través de los pasos de los Alpes.

Te puede interesar: Los humanos habrían llegado a Australia hace 65.000 años, 18.000 años antes de lo que creíamos

La Europa de la Edad del Bronce vivió un periodo de migraciones masivas. En un estudio de 2015 publicado en la revista Nature se analizó el ADN de este periodo y se descubrió que los pueblos de regiones que ahora se encuentran en las actuales Rusia y Ucrania probablemente migraron al oeste hacia Europa durante este periodo de tiempo.

Los autores del estudio sugerían que los asentamientos primitivos encontrados al final del paso de Schnidejoch indicarían que la región no solo albergaba asentamientos, sino también comercio a pequeña escala.

Uno de los autores del estudio, Francesco Carrer, sugirió en un comunicado de prensa que el uso de los objetos es similar a hábitos humanos equivalentes, afirmando que «estas pruebas arrojan luz sobre la vida en las comunidades alpinas prehistóricas y sobre su relación con las altitudes extremadamente elevadas. La gente que atravesaba los pasos alpinos llevaba comida para su viaje, al igual que hacen los excursionistas en la actualidad».

Más sobre historia humana:

Estas extraordinarias imágenes sacadas hace 106 años mostraron Machu Picchu al mundo por primera vez

Seguir leyendo