Historia

Descubren momias del antiguo Egipto junto a una pirámide de 3.800 años

Las momias de casi 2.500 años estaban enterradas cerca de la pirámide blanca de Dahshur, erigida por un faraón que reinó hace 3.800 años.jueves, 29 de noviembre de 2018

Por Kristin Romey
El reciente descubrimiento ha revelado momias coloridas con adornos que han sobrevivido durante 2.500 años.

Según ha anunciado del Ministerio de Antigüedades egipcio, se han descubierto ocho momias durante las excavaciones cerca de una pirámide en Dahshur. Los restos momificados, que datan del Periodo Tardío (664-332 a.C.), estaban cubiertos de cartonaje pintado (una especie de «papel maché» hecho con yeso y papiro o lino) y enterrados en un sarcófago de piedra caliza.

Según Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades egipcio, solo tres de las momias se encontraban en buenas condiciones.

El hallazgo se llevó a cabo durante las excavaciones cerca de la pirámide blanca de Amenemhat II, un faraón de la dinastía XII que falleció a principios del siglo XIX a.C. La pirámide, una de las muchas erigidas en la necrópolis de Dahshur, ha sido minada por sus bloques de caliza blanca y ha sufrido muchos saqueos, y hoy en día queda poco de ese monumento.

ver galería

Entonces ¿por qué había momias del Periodo Tardío cerca de una pirámide del Imperio Medio, construida unos 1.200 años antes? Las necrópolis llenas de pirámides de Dahshur y Saqqara sirvieron de cementerios para la élite en Menfis, la capital del Bajo Egipto durante el Imperio Antiguo, que conservó parte de su poder durante el Imperio Medio.

Sin embargo, ya en el Periodo Tardío, la capital se había trasladado al delta del Nilo, pero la zona circundante de Dahshur y Saqqara siguió siendo un importante centro de culto, según la egiptóloga y exploradora de National Geographic Sarah Parcak. «Todavía se consideraba un paisaje sagrado, por eso hay una serie de enterramientos y tumbas de la élite que datan del Periodo Tardío repartidos por Dahshur y Saqqara».

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo