Fotografías antiguas de viviendas en cuevas de todo el mundo

De Francia a Túnez, de China a Australia, mucha gente ha decidido crear hogares bajo tierra por diversas razones.martes, 8 de octubre de 2019

A lo largo de generaciones, los humanos se han retirado a cuevas cuando se han enfrentado a la guerra, la persecución, la pobreza o la dureza del clima. Han tallado la roca, excavado en las profundidades de la Tierra o aprovechado lo que la naturaleza había creado para refugiarse de las condiciones menos favorables del exterior.

Los climas extremos e implacables obligaron a algunas comunidades a construir sus hogares en cuevas, donde el entorno permanece templado. Los residentes de la localidad minera de Coober Pedy en el Outback australiano se establecieron bajo tierra para aislarse del intenso calor del desierto. Igualmente, las gentes de Guadix, en Granada, excavaron sus casas en colinas.

 

Las cuevas también proporcionaron protección en tiempos de guerra. Los primeros cristianos huyeron a las cuevas de la Capadocia para escapar de la persecución y la ira de Roma. Mao Zedong utilizó el complejo de cavernas de Yan'an, en China, como base mientras movilizaba el apoyo rural en los años previos a la Revolución comunista china. Los civiles y soldados europeos también se ocultaron en cuevas para protegerse durante las insurgencias; en Francia, los soldados se refugiaron en canteras de caliza durante la Primera Guerra Mundial.

Los campesinos, los pobres y quienes no podían permitirse construir sus propias casas han buscado refugio en las cuevas. Dichas cuevas suelen convertirse en expresiones de la cultura. Los bereberes de Matmata, Túnez, se establecieron en casas subterráneas hace siglos. Pero muchas familias abandonaron sus casas tradicionales durante el avance hacia la modernización cuando Túnez se independizó de Francia en 1956, un avance que, según sospechaban los lugareños, escondía un intento de menoscabar su cultura.

Las viviendas en cuevas necesitan poca o ninguna energía para calentar o enfriar las estancias, por eso se consideran una alternativa más verde a las viviendas convencionales. Las empresas de investigación centradas en el diseño y la planificación urbanística sostienen que las viviendas subterráneas podrían ser el futuro de las ciudades, ya que solucionarían dificultades de recursos actuales como la falta de espacio urbano. Empresas de Singapur y México han estado trabajando en la planificación de viviendas subterráneas.

Pero a veces las cuevas no son solo un lugar de protección en épocas de problemas. Muchas cuevas, como las de la Capadocia a las que huyeron los cristianos en el siglo IV, se han convertido en lugares de patrimonio cultural, restaurantes y hoteles.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo