Josep Piqué: «El 11S fue un claro y enorme desafío al orden liberal internacional»

Josep Piqué Camps, ministro de Exteriores de España de 2000 a 2002, cuenta a 'National Geographic' cómo vivió los atentados de Estados Unidos en septiembre de 2001.

Publicado 6 sept 2021 14:04 CEST, Actualizado 8 sept 2021 10:16 CEST
Josep Piqué Camps

Josep Piqué Camps (Barcelona, 1955) se encontraba almorzando con el Ministro del Interior cuando se enteró del atentado en Nueva York.

Fotografía de Oficina Josep Piqué

Los ataques del 11 de septiembre de 2001 marcaron un antes y un después en la historia reciente. Todos recordamos cómo sucedió aquel día en nuestras vidas y cómo vivimos aquel trágico momento. Como homenaje a las víctimas, National Geographic hace un repaso del día que cambió el mundo a través de los testimonios de diferentes personajes públicos y políticos para reflejar cómo vivimos aquel fatídico momento. Además, National Geographic estrenó el pasado lunes la serie documental 11S: testigos de la tragedia, un relato cronológico con testimonios del atentado a las Torres Gemelas.

Josep Piqué Camps (Barcelona, 1955), que en aquel momento era ministro de Exteriores de España, cuenta a National Geographic que se encontraba almorzando con el Ministro del Interior cuando se enteró del atentado en Nueva York. Tras ocupar los cargos de Ministro de Industria (1996-2000), de Asuntos Exteriores (2000-2002), y de Ciencia y Tecnología de España (2002-2003), actualmente Piqué preside el Foro y la Fundación España-Japón, la Fundación Iberoamericana Empresarial y la Asociación para la Búsqueda de la Excelencia, patrono de la Fundación FAES y nos atiende vía correo electrónico 20 años después de la tragedia. 

¿Dónde estaba entre las 14:45 y las 15:00 del martes 11 de septiembre de 2001 y qué estaba haciendo?

Estaba almorzando en el Ministerio de Asuntos Exteriores con el ministro del Interior.

¿Cómo se enteró de la noticia?

Me avisaron mis colaboradores y nos pusimos a ver, con espanto y estupefacción, lo que estaba sucediendo y que se transmitía en directo.

¿Cuánto tiempo le llevó asumir lo que estaba ocurriendo?

Muy poco. Inmediatamente contacté con el presidente del Gobierno y se puso en marcha el gabinete de crisis, para analizar las consecuencias de los atentados y todas las medidas posibles a adoptar, tanto en el ámbito de la seguridad como en la coordinación con otros gobiernos y la atención a las posibles víctimas españolas.

¿Cómo vivió ese día? ¿Alteró los planes que tenía para esa tarde o los días siguientes?

Con enorme preocupación y consciente de que lo sucedido iba a cambiar el mundo, como así fue. Por supuesto, alteramos todos los planes y nos centramos en el trabajo en el Gabinete de Crisis y en las medidas a adoptar.

Nada más ser informado, Piqué formó parte del gabinete de crisis para analizar las consecuencias de los atentados.

Fotografía de Oficina Josep Piqué

¿Cuándo fue interiorizando que aquello era un antes y un después en la historia de la humanidad?

Desde el primer momento. Era un claro y enorme desafío al orden liberal internacional diseñado por Occidente y su máximo exponente, Estados Unidos. Para los españoles, desgraciadamente, el terrorismo no constituía una novedad. Sí que lo era que el reto ahora era global y concernía a toda la comunidad internacional de una manera directa y explícita: una lucha entre civilización y barbarie.

En España, por desgracia, como apuntaba, estábamos muy acostumbrados al terrorismo, pero ¿hubo algo que le sorprendiera especialmente de ese día?

La monstruosidad del ataque, los instrumentos empleados (aviones comerciales secuestrados) y la voluntad de causar el mayor daño posible, no sólo en términos de vidas humanas sino también a la voluntad de los pueblos de vivir en paz y en libertad.

¿Qué cree que cambió en el mundo tras aquel suceso?

Muchas cosas. En lo cotidiano (medidas de seguridad en los viajes, por ejemplo) pero sobre todo en el enfoque geopolítico. Después del final de la Guerra Fría y la victoria occidental, teníamos que asumir que había enemigos frontales de un mundo que ansiaba generalizar la democracia y la libertad. Y que querían destruirlo. Afortunadamente, no ha sido ni será así. Pero contribuyó a la emergencia de adversarios de esos valores que, sin oponerse frontalmente, no los comparten.

¿Cómo vivió estar en primera línea informando sobre lo sucedido a la ciudadanía?

Con un gran sentido de la responsabilidad y consciente de la trascendencia y gravedad de lo sucedido.

¿Cree que se cometieron errores a nivel de comunicación en los medios o en la política?

Siempre se pueden hacer las cosas mejor, pero la reacción de la comunidad internacional fue prácticamente unánime en contra del terrorismo internacional y la necesidad de combatirlo globalmente desde la cooperación. Los medios, en general, estuvieron a la altura de las circunstancias, aunque viejos tics anti-norteamericanos hubieran podido evitarse.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved