El 'snowboarding' antes se llamaba "snurfing", y otras historias de los deportes de invierno

Los primeros patines de hielo tenían huesos en lugar de cuchillas y los primeros aficionados al 'snowboard' llamaban a su deporte con una abreviatura de "snow surfing". Descubre los orígenes de estas y otras pruebas de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Por Emily Martin
Publicado 7 feb 2022, 13:54 CET
Shaun White practica para una prueba de halfpipe de snowboard en Mammoth, California.

Muchos deportes de invierno surgieron a partir de antiguos medios de transporte, como los esquís y los trineos, que se utilizaban para desplazarse por terrenos nevados. Pero el snowboard es un invento más moderno. En esta imagen, Shaun White practica para una prueba de halfpipe de snowboard en Mammoth, California.

Fotografía de Sean M. Haffey, Getty Images

Los deportes de invierno han recorrido un largo camino. Sobre todo sus nomenclaturas.

En la antigüedad, la gente se ponía huesos de animales en los pies en lugar de patines para deslizarse por los lagos helados. El esquí se convirtió en una palabra familiar después de que un aventurero noruego realizara la primera travesía de Groenlandia. Y el surf sobre nieve (o snowboarding) se conoció por primera vez como snurfing, abreviatura de snow (nieve en inglés) y surfing.

En Pekín, las competiciones ya estaban en marcha antes incluso de que hubiese dado comienzo la ceremonia de apertura de los 24º Juegos Olímpicos de Invierno, celebrada el pasado 4 de febrero. Deportes como el patinaje artístico, el hockey sobre hielo, el curling y el esquí de fondo han formado parte de la historia olímpica desde que se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de Invierno en Chamonix (Francia) en 1924

Pero los orígenes de muchos deportes olímpicos se remontan aún más lejos. Algunos evolucionaron a partir de antiguas adaptaciones a las duras condiciones meteorológicas, desde los pueblos indígenas de Norteamérica, que utilizaban simples trineos para transportar alimentos por la nieve, hasta los cazadores con esquís sin correa que aparecen en las tallas de la Edad de Piedra en Noruega. Otros, en cambio, son invenciones más recientes que han evolucionado de forma espectacular en las últimas décadas.

He aquí los orígenes de algunos de los deportes de invierno más populares: el snowboard, el esquí, el trineo, el patinaje y el curling.

Los antiguos orígenes del esquí

El esquí ha existido desde los primeros tiempos de la civilización, como lo demuestra un grabado en roca de 5000 años de antigüedad que representa a hombres con esquís cazando alces en Rødøy (Noruega), y el descubrimiento de un esquí que data del 6000 a.C. encontrado en Vis (Rusia). Sin embargo, los historiadores debaten sobre el origen del esquí; algunos sostienen que fue en Altay, China, en el 8000 a.C.

Sin embargo, el esquí moderno se remonta a los escandinavos, que utilizaban los esquís principalmente como medio de transporte o para otros fines prácticos, en particular los indígenas sami de Noruega, Finlandia y Suecia, escribe Raymond Flower en The History of Skiing and Other Winter Sportsn (Historia del esquí y otros deportes de invierno). Los mitos nórdicos incluso representaban a Ull, un dios del invierno, con esquís de punta curva, e incluían otras leyendas de héroes y diosas que esquiaban por las montañas.

Algunas de las primeras competiciones oficiales comenzaron alrededor del año 1850 en Noruega, y la primera carrera registrada en Suecia se celebró a las afueras de Estocolmo en 1879, escribe Flowers. Otros estudiosos afirman que el esquí se convirtió en una palabra familiar con la publicación del popular libro que ofrecía un emocionante relato de la difícil e histórica travesía con esquís del explorador noruego Fridtjof Nansen por Groenlandia en 1888.

El deporte se extendió a los Alpes suizos, donde lo disfrutaron sobre todo los turistas británicos, antes de que aparecieran clubes en todo el mundo a finales del siglo XIX y principios del XX. 

A lo largo de los años se desarrollaron variaciones de este deporte, como la carrera de eslalon, el salto alpino y el de travesía. A los británicos se les atribuye en gran medida el mérito de haber transformado el esquí de sus raíces escandinavas en el deporte altamente competitivo que es ahora. En 1921, desarrollaron un reglamento que fue ampliamente aceptado y ajustaron la carrera de eslalon para incluir pasos con banderas para probar la habilidad de los giros de los esquiadores.  

La popularidad del esquí se disparó después de la Segunda Guerra Mundial, cuando las estaciones de esquí evolucionaron para acoger tanto a esquiadores de un solo día como a los que se tomaban vacaciones más largas. 

Equipo británico de trineo de cuatro hombres en los primeros Juegos Olímpicos de Invierno en Chamonix en febrero de 1924. Los primeros toboganes eran en su mayoría de madera, y los que se utilizaron inicialmente en la famosa carrera de Cresta, en Suiza, estaban atados con piel de ciervo.

Fotografía de Topical Press Agency, Hulton Archive, Getty Images

Cómo evolucionó el trineo en Suiza

El trineo es probablemente anterior a la colonización de América del Norte. Los registros muestran que los primeros pueblos de Canadá utilizaban pequeños trineos para transportar sus pertenencias y alimentos entre los campamentos, escribe Flower. Pero las carreras de trineos de hoy en día se remontan a los Alpes suizos a finales del siglo XIX, cuando los turistas británicos decidieron correr en los trineos de madera que los lugareños habían utilizado para desplazarse por la nieve. Sin embargo, en el nevado norte del estado de Nueva York (Estados Unidos), se discute ese origen, ya que hay pruebas de que Albany celebraron carreras de trineos ya en 1885.

Dondequiera que comenzaran, las carreras de trineos se hicieron rápidamente populares. La famosa Cresta Run, que lleva el nombre de la ciudad suiza cercana a la base de su recorrido, se construyó en 1885 utilizando bancos de nieve. La primera competición organizada fue en 1898, organizada por el primer club de bobsleigh (o bóbsled) en la cercana St. Moritz. Fue entonces cuando el trineo comenzó a separarse del luge para incluir dos nuevos deportes: el bob y el skeleton.

Cresta Run está considerada como la cuna del skeleton, una modalidad de trineo especialmente atrevida. A diferencia del luge, en el que los competidores montan con los pies por delante en un trineo con patines metálicos, el skeleton es un trineo de acero con apariencia ósea. Los corredores se tumban en el trineo de cabeza y luego caen en picado por una pista de hielo. 

En el trineo de bob, por su parte, participan equipos de dos a cuatro personas, en los que el que va delante dirige y el que va detrás frena cuando es necesario. Se ganó su nombre después de que los competidores empezaran a balancearse hacia adelante y hacia atrás para acelerar el trineo. 

En un principio, el bóbsled superó en popularidad al skeleton, convirtiéndose en uno de los pocos deportes que se practicaron en los primeros Juegos de Invierno de 1924. Durante décadas, el skeleton se limitó a la pista de Cresta porque otras pistas de bóbsled de todo el mundo no estaban construidas para el trineo de acero de skeleton. Pero en la década de 1970, se hicieron ajustes en las pistas de ambos deportes para incluiros en los futuros juegos de invierno. 

Carrera de trineos (bóbsled) de dos hombres en una competición de 2019 en Lake Placid, Nueva York. Los corredores de acero se adoptaron tanto en los trineos de bobsleigh como en los de skeleton a mediados del siglo XX. Mientras que los trineos de bóbsled utilizan una rueda para dirigir y una barra dentada para frenar, los trineos de skeleton no tienen mecanismo de dirección ni de freno.

Fotografía de Maddie Meyer, Getty Images

Cómo el snurf (o snurfing) se convirtió en el snowboard

El snowboard es uno de los deportes más populares del mundo. Pero se originó como una actividad de patio conocida como snurfing, inventada por un padre para entretener a sus hijos. 

En 1965, Sherman Poppen, de Muskegon (Michigan; EE. UU.), buscaba algo que sus hijos pudieran utilizar como trineo. Unió dos esquís y creó un juguete al que su mujer sugirió llamar "Snurfer" por la forma en que simulaba surfear sobre la nieve. Poppen presentó su Snurfer a las empresas de equipamiento deportivo y, menos de un año después de haber atado los esquís por primera vez, el juguete se estrenó con éxito en Navidad antes de convertirse en una moda nacional.

Un simple torneo universitario en Muskegon pronto se convirtió en un campeonato anual patrocinado por los fabricantes del Snurfer. Pero a pesar de los esfuerzos de los organizadores, los competidores comenzaron a crear y competir con sus propias tablas. Como Poppen había registrado el término Snurfer, empezaron a llamar al deporte snowboarding, y el nombre se consolidó, según Ron Pesch, un historiador del deporte afincado en Michigan.

En 1985, el snurf pasó de moda al dejar de fabricarse el Snurfer, pero el snowboard se impuso en todo el mundo. Finalmente, se convirtió en un deporte olímpico oficial en los Juegos de 1998 de Nagano (Japón).

Snowboard en Utah. El Snurfer original era una tabla de madera contrachapada de 1,2 metros con un acabado de esmalte amarillo y negro, muy diferente del prototipo de esquís acuáticos atados con una cuerda para dirigir. Las tablas de snowboard siguen siendo coloridas hoy en día, a menudo recubiertas de fibra de vidrio, materiales compuestos o plástico.

Fotografía de Lee Cohen, Getty Images

Así se convirtió el patinaje sobre hielo en un pasatiempo

El patinaje artístico, el patinaje de velocidad y el hockey sobre hielo tienen su origen en las primeras civilizaciones, que se ataban huesos de los animales a los pies para patinar sobre el hielo, según el Diccionario de Historia Británica. Flower afirma que los huesos encontrados en Suiza se remontan al año 3000 a.C., y que también hay pruebas de patinaje en Escandinavia en la Edad Media.

El patinaje moderno se inició probablemente en los Países Bajos, donde era considerado un pasatiempo nacional a principios del siglo XVII, cuando los aristócratas patinaban en los canales helados para divertirse. Las élites europeas se aficionaron a este deporte durante sus visitas a Holanda, y la realeza británica no tardó en llevar el patinaje a Inglaterra a finales del siglo XVII. Cuando el Támesis se congeló en 1683, el patinaje fue una de las muchas diversiones de la famosa feria de invierno de Londres sobre el hielo, a la que asistió el rey Carlos II.

A finales del siglo XVIII, el bailarín estadounidense Jackson Haines transformó el deporte en lo que hoy se conoce como patinaje artístico al introducir elementos de ballet en el hielo. Según el Dictionary of American History, Haines patinaba con trajes de oso y de ballet y hacía giras con exhibiciones por toda Europa, donde fue más alabado en Viena (Austria).

El patinaje evolucionó hacia otros deportes, como el patinaje de velocidad y el hockey. El patinaje de velocidad existe desde que los holandeses se atrevieron a correr con sus patines, pero el hockey se desarrolló en Canadá en el siglo XIX como una versión helada del hockey sobre hierba. Ambos estaban bien establecidos en la década de 1900, por lo que se incluyeron en el programa de los primeros Juegos Olímpicos de Invierno. 

Unos hombres juegan al curling en una pista de hielo en St. Moritz, Suiza, a principios del siglo XX. Las primeras piedras de curling se sacaban del lecho de un río y se tallaban con agujeros para que se agarraran mejor. Ahora, el granito de la isla escocesa de Ailsa Craig se utiliza para tallar y pulir las piedras olímpicas, que pesan entre 17 y 19 kilogramos y tienen mangos de plástico amarillo o rojo que sirven para deslizar la roca en el juego. Los modernos cepillos o escobas sintéticas ayudan a que la piedra se desplace más lejos y más recta.

Fotografía de Ullstein Bild via Getty images

Los primeros indicios del curling 

La primera prueba escrita del antecesor del curling aparece en un libro de 1540 escrito por un notario escocés, que describe un desafío de lanzamiento de piedras sobre hielo en un monasterio que era similar a un juego que entonces se jugaba ampliamente en Escocia. 

Escocia reivindica el curling desde que creó su predecesor en el siglo XVI, el juego ain, que se jugaba en lagos y estanques congelados utilizando las piedras lisas de los cauces de los ríos. El juego era tan popular que una antigua familia escocesa, los Drummonds de Carlowrie, incorporó una piedra de curling en su escudo de armas, escribe Flower.

Siglos más tarde, se fundó en Escocia el primer club de curling, que recibió la aprobación de la reina Victoria en 1843 tras una demostración de curling en el suelo del salón de baile de un palacio de Perth (Escocia). En este deporte, los jugadores deslizan las piedras hacia un objetivo, ganando más puntos cuanto más cerca aterrice la piedra.

A medida que crecía el interés, el número de miembros del club aumentó en los 50 años siguientes, añadiendo casi 18 800 nuevos miembros sólo en Escocia, con experiencias similares en Canadá, Rusia y Nueva Zelanda. En el siglo XX, el curling estaba tan extendido que fue uno de los pocos deportes que se practicaron en los primeros Juegos Olímpicos de 1924.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Este es el equipamiento que necesitarás para tus aventuras de invierno
Historia
La turbulenta historia de las Olimpiadas en épocas de crisis internacionales
Viaje y Aventuras
Un escalador nepalí alcanza los catorce ochomiles del planeta en 190 días
Historia
La verdadera historia de la legendaria tiradora Annie Oakley
Historia
Cómo Fred Korematsu desafió el encarcelamiento de japoneses en EE.UU. tras Pearl Harbour

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved