6 preguntas urgentes sobre el sumergible turístico desaparecido del Titanic

Varios factores singulares influyen en los esfuerzos de rescate del mini submarino Titán, con capacidad para cinco pasajeros.

Por Kristin Romey
Publicado 21 jun 2023, 10:27 CEST
El sumergible Titán de Oceangate, fotografiado justo debajo de la superficie del agua

El sumergible Titán de Oceangate, fotografiado justo debajo de la superficie del agua, está fabricado con un compuesto de fibra de carbono y titanio y puede descender hasta unos 4.000 metros. Esto es lo que sabemos.

Fotografía de OceanGate Expeditions

El sumergible Titan de Oceangate lleva desaparecido cerca de los restos del Titanic en el Atlántico Norte desde el domingo por la mañana. Hay una serie de factores que dificultarán increíblemente cualquier rescate o recuperación, como la lejanía de la zona, la extrema profundidad del lugar y el hecho de que la tripulación de cinco personas dispusiera de un máximo de 96 horas de aire de emergencia cuando descendieron por primera vez. La última comunicación se produjo unos 100 minutos después del descenso.

A diferencia de un submarino, que puede entrar y salir de los puertos por sus propios medios, el Titán, de seis metros de eslora y nueve toneladas de peso, es un sumergible, lo que significa que depende de un buque de apoyo en superficie que lo transporta a un lugar concreto. Se baja unos 9 metros, o por debajo de la acción de las olas en la superficie, en una plataforma anclada, y luego utiliza lastre para descender los 3800 metros restantes. Cuatro propulsores eléctricos ayudan al Titán, de flotación neutra, a navegar por el fondo marino. Cuando está listo para regresar, el buque suelta lastre y flota para volver a atracar en la plataforma, que se eleva hasta el buque de apoyo.

(Relacionado: El Titanic fue encontrado durante una misión secreta de la armada)

¿Por qué no tenemos noticias de la tripulación? ¿No pueden usar un teléfono por satélite?

La particular física del agua y la extrema profundidad de la zona hacen que las tecnologías que utilizamos en tierra e incluso en el espacio, como las comunicaciones por satélite y el GPS, no funcionen. El Titán se comunica con su buque de apoyo mediante sistemas acústicos que envían señales de ida y vuelta para localizarlo. Una especie de "módem acústico" permite enviar mensajes de texto muy limitados desde Titán al buque de apoyo si el sumergible se encuentra en el radio de acción adecuado. Esta comunicación puede interrumpirse si el Titán deja de estar en posición vertical o se enreda en el fondo.

¿En qué condiciones se encuentran los restos del Titanic?

El pecio se encuentra a unos 3800 metros de profundidad, un entorno oscuro (la luz solar en el agua del océano suele desaparecer por completo a los 900 metros), increíblemente frío (las temperaturas del fondo en esta época del año pueden rondar los dos grados Celsius, lo que requiere una cabina con calefacción) y sometido a una presión extrema: casi 400 veces la presión que se experimenta a nivel del mar.

Si Titán está en el fondo del océano, ¿cómo sacarían a la gente?

En primer lugar, se necesita un buque que también pueda viajar a las profundidades extremas que rodean al Titanic, y hay muy pocos en el planeta.

Incluso si hubiera un submarino capaz de viajar a la zona, no habría forma de trasladar a los pasajeros del Titán al submarino de rescate, porque el sumergible no tiene escotilla. La novedosa estructura de titanio y compuestos de fibra de carbono de la nave se diseñó para soportar la presión extrema del entorno del Titanic, pero el diseño requiere que los pasajeros sean literalmente "taladrados" de la nave desde el exterior.

Cualquier recuperación de personas tendría que hacerse en la superficie. Así que otra posibilidad es que un sumergible sin tripulación, como un ROV, o vehículo operado a distancia, pueda de alguna manera asegurar el Titán en el fondo marino y llevarlo a la superficie.

Debido a su diseño, los miembros de la tripulación a bordo de Titán están literalmente atornillados a la nave, que no tiene escotilla ni forma de abrirse desde el interior.

Fotografía de OceanGate Expeditions

¿Existe la posibilidad de que Titán haya llegado a la superficie y aún no lo sepamos?

Es posible: Titán cuenta con una serie de medidas de seguridad redundantes que le permitirían descargar el lastre y volver a la superficie automáticamente en caso de fallo del sistema o de incapacidad del piloto. Pero llegar a la superficie no es suficiente: como no hay escotilla, los pasajeros seguirían dependiendo de las 96 horas de aire que tenía la nave cuando se dirigió por primera vez al lugar, hasta que un equipo de rescate pudiera desatornillar la nave y sacarlos.

Los equipos aéreos de búsqueda y rescate están patrullando las aguas que rodean el lugar, pero están buscando un objeto del tamaño de un monovolumen a través de una extensión de océano, y la detección puede verse empañada por las condiciones meteorológicas.

(Relacionado: Esta superviviente del Titanic fue un inexplicable imán para las desgracias marítimas)

He leído que el sumergible se maneja con un mando de videojuegos; eso suena muy poco tecnológico.

Sí, Titán se pilota con un mando de videojuegos para Playstation. Pero es lo suficientemente bueno para el ejército estadounidense, que utiliza mandos de Xbox 360 para disparar cañones láser, controlar drones e incluso manejar los periscopios de los submarinos de ataque de propulsión nuclear de la Armada.

¿Se ha rescatado antes a alguien de un submarino?

Muchos recuerdan el desastre del Kursk del año 2000, en el que un torpedo explotó en un submarino de la armada rusa, matando instantáneamente a muchos miembros de la tripulación y dejando a otros 23 en el submarino dañado a 106 metros bajo el Círculo Polar Ártico. Cuando nueve días más tarde llegó el rescate, a cargo de buzos británicos y noruegos, los 118 tripulantes habían muerto.

Pero hay un ejemplo anterior con un final más feliz: en 1973, la tripulación del Pisces III, compuesta por dos personas, quedó atrapada en el fondo marino de Irlanda durante 76 horas y fue rescatada por submarinos cuando sólo le quedaban 12 minutos de oxígeno. Pero ese rescate fue a una profundidad de sólo 480 metros, y el Titanic está a casi 4000 metros de profundidad.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved