Napoleón con su traje de coronación

¿De verdad Napoleón era tan bajito? Repaso histórico de la discriminación a los cortos de estatura

El dictador francés ha sido el rey bajito original que inspiró el cliché. La supuesta baja estatura de Napoleón le convirtió en la burla de Europa e inspiró un estigma que persiste hoy en día.

Napoleón Bonaparte posa para un retrato con su traje de coronación. Los historiadores no se ponen de acuerdo sobre si el ambicioso gobernante francés era realmente tan bajo como se le suele representar.

Fotografía de Painting By Robert Lefevre, Bridgeman Images
Por Erin Blakemore
Publicado 23 nov 2023, 15:33 CET

¿Cuánto ganas? ¿Cómo de deseable es tu cónyuge? ¿Cómo eres percibido por la sociedad? Tu estatura puede influir en todas estas cuestiones y en muchas más. La civilización moderna tiene un sesgo notorio con respecto a la estatura, alabando y privilegiando a los altos y minimizando y burlándose de más bajitos de la sociedad.

Los hombres bajos lo tienen especialmente difícil. No sólo se enfrentan a los mismos prejuicios, sino también a un estigma único: el complejo de Napoleón.

Llamado así por el emperador francés que para muchos fue un tiránico y agresivo dictador con ambiciones mucho mayores que su físico. La psicología popular empezó a utilizar este término a principios del siglo XX para describir a los hombres bajos con personalidades dominantes. He aquí cómo surgió el llamado "complejo de Napoleón" y por qué los historiadores siguen sin ponerse de acuerdo sobre si Napoleón Bonaparte era realmente tan bajito.

Izquierda: Arriba:

Los intentos de Napoleón por conquistar Europa le habían granjeado muchos enemigos, y los satíricos se deleitaban representando su caída en caricaturas políticas.

Fotografía de Print By Frédéric Dubois, The Trustees of the British Museum
Derecha: Abajo:

El duque de Wellington lanza al aire a un diminuto Napoleón en esta caricatura política que representa un juego popular en la época. Wellington es conocido sobre todo por haber conducido a las fuerzas británicas a la victoria sobre Napoleón en la batalla de Waterloo de 1815.

Fotografía de Print via The Trustees of the British Museum

¿Quién fue Napoleón?

Napoleón Bonaparte se hizo famoso por primera vez cuando ayudó a Francia a obtener una improbable victoria contra los austriacos en Italia en 1796, lo que le valió el apodo de "Pequeño Cabo". Su destreza militar le llevó a otras victorias, todas ellas caracterizadas por estrategias audaces e incluso temerarias. Aclamado como héroe nacional, se hizo con el poder político de Francia en un golpe de Estado en 1799. Como emperador, intentó expandir el alcance de Francia por todo el mundo.

Napoleón tenía carisma y grandes ambiciones. Pero a lo largo de su vida y su carrera, fue ridiculizado por su baja estatura. Sus propios soldados le dieron varios apodos cariñosos, la mayoría de los cuales empezaban por "le petit" ("el pequeño"), y sus críticos le retrataron constantemente como un hombre diminuto y pugnaz que intentaba compensar su estatura intimidando y dominando a los que le rodeaban.

Las parodias más duraderas fueron creadas por James Gillray, un caricaturista británico que contribuyó al nacimiento de la caricatura política moderna. Gillray nunca vio a Napoleón en persona. Pero se burló del líder militar como un hombre infantil empeñado en convertir el mundo en su juguete, llamándole "pequeño Boney" y mostrándole como una figura infantil con ropa demasiado grande. En una caricatura memorable de 1803, por ejemplo, el rey británico Jorge III sostiene literalmente al líder francés en la palma de la mano, mirándole a través de un catalejo.

Haría falta una desastrosa campaña rusa (1812), una coalición entre sus rivales europeos y el creciente descontento del pueblo francés para derrocar a Napoleón. Fue depuesto en 1814 y pasó nueve meses en el exilio en la isla italiana de Elba, pero regresó brevemente para montar una última batalla en Waterloo en 1815. La batalla fue un desastre y Napoleón tuvo que volver al exilio, esta vez en la remota isla atlántica de Santa Elena, hasta su muerte en 1821.

Napoleón Bonaparte llega a caballo a la ciudad ocupada de Niza.

Fotografía de Print By Jacques Onfray de Breville, Look and Learn, Bridgeman Images

Pero, ¿cómo de bajo era Napoleón en realidad?

¿Cómo de bajo era Napoleón? Los historiadores no se ponen de acuerdo. A lo largo de su vida, Napoleón fue descrito tanto como delgado e imponente, como bajo y normal.

Parte de esta confusión parece deberse a la diferencia entre los sistemas de medición francés e inglés. Más de un observador de Napoleón dijo que medía alrededor de 5 pies y seis pulgadas, y esto se confirmó en su autopsia. Pero eso se expresaba a menudo en el sistema de medida francés anterior a la Revolución. La "pouce" o "pulgada" francesa equivalía a 1,06 pulgadas inglesas, lo que significaba que en la Francia de la época se decía que Napoleón medía 1,57 metros.

Los historiadores también señalan que Napoleón era visto a menudo en público en presencia de granaderos de la Vieja Guardia, a los que se exigía ser físicamente corpulentos y que vestían uniformes que podrían haber hecho que el emperador pareciera enclenque en comparación.

Luego está el engaño de las apariencias. Un contemporáneo, el noble y embajador Hyde de Neuville, recordaba que pensaba que el hombre era bajo. Pero después de que Napoleón le mirara a los ojos durante una reunión en 1799, escribió en sus memorias: "Perdí toda mi seguridad bajo el fuego de esa mirada interrogante. Para mí había crecido de repente 100 codos".

¿Por qué se burlaban tanto de Napoleón? Es posible que se debiera a la preocupación por sus ambiciones desmesuradas, que llevaron a sus enemigos a intentar reducirlo. Como escribe la historiadora del arte Constance McPhee, caricaturistas británicos como Gillray "manipularon el tamaño y la vestimenta para desinflar simbólicamente a un amenazador oponente militar, y produjeron una imagen que comunica tan fácilmente que a menudo olvidamos que fue inventada".

Izquierda: Arriba:

Esta sátira política de 1803 muestra a un diminuto Napoleón atrapado en una jaula y expuesto por un marinero, rodeado de gente que comenta lo pequeño y débil que es.

Fotografía de Print via The Trustees of the British Museum
Derecha: Abajo:

El general prusiano Gebhard Leberecht von Blücher (izquierda) y el duque británico de Wellington (derecha) sostienen los extremos de una cuerda de saltar mientras hacen saltar sobre ella a un Napoleón infantil. Esta caricatura se publicó en agosto de 1815, pocos meses después de que ambos derrotaran a Napoleón en Waterloo.

Fotografía de Print By Pierre Lacroix, The Trustees of the British Museum
Izquierda: Arriba:

El caricaturista británico James Gillray era especialmente conocido por sus caricaturas que se burlaban de la estatura de Napoleón y lo retrataban como un villano diminuto y desventurado.

Fotografía de Print By James Gillray, The Trustees of the British Museum
Derecha: Abajo:

Napoleón Bonaparte (1769-1821) acepta la rendición del general austriaco Karl Mack (1752-1828) y le ofrece las llaves de Ulm;

Fotografía de Print By James Gillray, Bridgeman Images

¿Qué es el "complejo de Napoleón"?

Independientemente de su altura real, Napoleón inspiró la teoría de que los hombres bajos intentan compensar su estatura con hazañas audaces. El término "complejo de Napoleón" se utilizó inicialmente para describir a los hombres ambiciosos en general, como en un artículo de 1928 que se quejaba del "complejo de Napoleón en innumerables hombres de negocios" empeñados en convencer a los demás de que son algo que no son.

Con el tiempo, sin embargo, la idea de Napoleón se vio envuelta en ideas de psicología popular, impulsada por uno de los conceptos psicológicos más famosos de todos los tiempos: el "complejo de inferioridad". Acuñado por el legendario psicoanalista Alfred Adler en la década de 1920, el término describía inicialmente a los niños impulsados por su pequeño tamaño e insignificancia social a luchar por el poder sobre su entorno.

El público extendió la idea del complejo de inferioridad también a los adultos y lo relacionó con la estatura históricamente cuestionada de Napoleón. Con el tiempo, la gente empezó a utilizar la expresión "complejo de Napoleón" para referirse a los adultos dominantes y de baja estatura.

Sin embargo, los críticos modernos consideran que la idea del complejo de Napoleón es prueba de un patrón continuo de discriminación por la estatura, o "altismo", término acuñado por los sociólogos en la década de 1970.

Los estudios han demostrado que la baja estatura se asocia con el deterioro de la calidad de vida en algunos hombres; en un estudio de 2017, por ejemplo, los investigadores encontraron que los hombres que experimentaron discriminación debido a su altura (o que simplemente querían ser más altos) estaban menos satisfechos con sus vidas que sus contrapartes. Un análisis de 2014 descubrió que la estatura de los hombres influye en la percepción que la sociedad tiene de sus compañeros, su participación en las tareas domésticas y los ingresos, e incluso la edad que tienen cuando se casan. Y las personas más altas obtienen sistemáticamente más oportunidades de liderazgo y más respeto social.

¿Hay pruebas de que el complejo de Napoleón sea real? Pequeños estudios han demostrado que los hombres más bajos pueden correr riesgos más evidentes que los más altos, sobre todo en presencia de hombres más altos, y reservarse más recursos cuando juegan con un oponente masculino más alto. Pero no está claro si su comportamiento se debe a la ambición personal o simplemente a una respuesta a la discriminación.

Lo que está claro es que la idea del complejo de Napoleón permite a la gente despreciar a los hombres más bajos. Se ha convertido en un "estereotipo insidioso e hiriente", escribe Tanya Osensky en su libro Shortchanged, y forma parte de una estrategia más amplia de menosprecio e incluso humillación pública de las personas de baja estatura.

Puede que esta discriminación sea endémica en la sociedad moderna, pero eso no debería detener a un rey bajito. Desde luego, no afectó a Bonaparte. "Estoy destinado a ser la presa [de mis detractores], pero no temo convertirme en su víctima", dijo poco antes de morir en 1821. "El recuerdo que dejo tras de mí consiste en hechos que las meras palabras no pueden destruir".

Este retrato representa a Napoleón antes de la batalla de Waterloo. No está claro si el soberano francés era realmente tan bajo, pero su nombre se ha convertido en sinónimo de un estigma que persiste contra los hombres de baja estatura.

Fotografía de Print via The Trustees of the British Museum

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved