Acción de Gracias: cuatro curiosidades sobre sus orígenes

El presidente Abraham Lincoln estableció el Día de Acción de Gracias como fiesta nacional durante la Guerra Civil, y la fiesta se ha convertido desde entonces en una tradición estadounidense.

Por Becky Little
Un grabado representa a los peregrinos del Mayflower desembarcando en Plymouth Rock en 1620.

Un grabado representa a los peregrinos del Mayflower desembarcando en Plymouth Rock en 1620. En realidad, los peregrinos nunca escribieron sobre tal roca. La primera mención escrita de Plymouth Rock data de 1835.

Fotografía de Kean Collection, Getty Images

Cuando los peregrinos del Mayflower y los Wampanoag se sentaron para celebrar el primer Día de Acción de Gracias en 1621, en realidad no fue nada del otro mundo. Probablemente, sólo fue una rutinaria celebración inglesa de la cosecha. Más significativo (y menos recordado) fue el tratado de paz que las partes establecieron siete meses antes y que duró 50 años.

"De hecho, hay muy pocos registros históricos del primer Día de Acción de Gracias, por lo que éste no se celebró realmente como fiesta hasta el siglo XIX", dice Charles C. Mann, autor de 1491: Nuevas Revelaciones de las Américas antes de Colón. "A los historiadores les parece curioso que la celebración... ahora parezca más importante que el propio tratado".

El presidente Abraham Lincoln estableció el Día de Acción de Gracias como fiesta nacional durante la Guerra Civil, y la fiesta se ha convertido desde entonces en una tradición estadounidense. Sin embargo, la historia de los wampanoag y los peregrinos que partieron el pan por primera vez no es muy conocida. 

(Relacionado: ¿Qué es el 'Boxing Day'?)

Aquí hay un poco de antecedentes sobre la tan mitificada comida.

1. En realidad no fue un "Día de dar las Gracias"

En 1841, el editor de Boston Alexander Young imprimió un libro que contenía una carta del peregrino Edward Winslow, que describía la fiesta:

"[Nuestra cosecha fue recogida, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a pescar, para que pudiéramos regocijarnos juntos de una manera más especial ... [Hubo] muchos de los indios que vinieron entre nosotros, y entre el resto su mayor rey Massasoit, con unos 90 hombres, a quienes durante tres días agasajamos y festejamos".

El peregrino Edward Winslow visita a Massasoit, el Sachem (o líder) de la Confederación Wampanoag.

Fotografía de Universal History Archive, UIG via Getty Images

Entre los peregrinos del siglo XVII, el "Día de Acción de Gracias" era en realidad un período de ayuno en oración, y Winslow no utilizó la palabra en ninguna parte de su carta. Sin embargo, cuando Young publicó la carta, la denominó "primer Día de Acción de Gracias" en una nota a pie de página, y el nombre se mantuvo.

2. Un año antes del primer Día de Acción de Gracias, los peregrinos asaltaron las tumbas de los nativos americanos

Cuando los peregrinos llegaron a Cape Cod, estaban increíblemente mal preparados. "Tenían la persistente creencia de que, como Nueva Inglaterra está al sur de los Países Bajos y del sur de Inglaterra, sería por tanto más cálida", dice Mann. "Entonces se presentaron seis semanas antes del invierno prácticamente sin alimentos".

Desesperados, los peregrinos robaron maíz de las tumbas y almacenes de los nativos americanos poco después de su llegada; pero debido a su falta de preparación general, la mitad de ellos murieron en su primer año. Para aprender a cultivar de forma sostenible, acabaron necesitando la ayuda de Tisquantum, un nativo americano de habla inglesa que había estado viviendo con los Wampanoag.

(Relacionado: Esta antigua sociedad nativa americana fue tan poderosa como los aztecas y los incas)

3. Los peregrinos sólo pudieron establecerse en Plymouth porque miles de nativos americanos, entre ellos muchos wampanoag, habían muerto por enfermedad.


Si los peregrinos hubieran llegado a Cape Cod tres años antes, quizá no hubieran encontrado esas tumbas y almacenes abandonados... de hecho, quizá no hubieran tenido espacio para desembarcar.

Para mucha gente, el Día de Acción de Gracias es otra fiesta que intenta blanquear la historia colonial del país. Cada año, una multitud de personas se reúne en cambio en la isla de Alcatraz para la Ceremonia del Amanecer de los Pueblos Indígenas, o el Día del No-Acción de Gracias.

Fotografía de Liu Guanguan, China News Service, VCG via Getty Images

Los europeos que navegaron a Nueva Inglaterra a principios o mediados de la década de 1610 encontraron comunidades florecientes a lo largo de la costa y poco espacio para establecerse. Pero en 1620, cuando llegó el Mayflower, la zona parecía abandonada.

"Un par de años antes se había producido una epidemia que acabó con la mayor parte de la población costera de Nueva Inglaterra, y Plymouth estaba sobre un pueblo que había quedado desierto por la enfermedad", dice Mann.

"Los peregrinos no lo sabían, pero se estaban instalando en un cementerio", añade.

4. La paz que condujo al primer Día de Acción de Gracias fue impulsada por el comercio y las rivalidades tribales.


Antes de que los wampanoag sufrieran pérdidas por enfermedades, habían expulsado a europeos como John Smith. "Ahora", dice Mann, "los Wampanoag [eran] mucho más débiles a causa de la enfermedad, y eran mucho más débiles que sus odiados adversarios, los Narragansett".

Ann McMullen, conservadora del Museo Nacional del Indio Americano, dice que los wampanoag no buscaban necesariamente hacer alianzas contra los narragansett; pero "como los wampanoag estaban en una posición un poco debilitada", se dieron cuenta de que una alianza con los peregrinos "podría fortificar su posición".

Una mujer y su hijo recogen arándanos rojos para la cena de Acción de Gracias en la isla deshabitada de Manana, en la costa de Maine. Los arándanos rojos son autóctonos de Norteamérica y se han utilizado para elaborar una salsa servida con carne de animales salvajes durante cientos de años.

Los europeos eran valiosos socios comerciales para los wampanoag y otros nativos americanos de la zona porque intercambiaban cuchillos y hachas de acero por pieles de castor, algo que, en la zona de Nueva Inglaterra, rica en castores, los wampanoag consideraban esencialmente sin valor.

"Es un poco como si alguien viniera a tu puerta y te dijera que te voy a dar oro si me das una piedra", dice Mann. "Los wampanoag pensaron: si nos aliamos con estos tipos, todos los demás se lo pensarán dos veces antes de atacarnos, porque podrían ahuyentar a esta gente que está dispuesta a pagar oro por piedras".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
¿Por qué la Paz de Utrecht fue clave en la historia de España?
Historia
Unos invasores casi acabaron con el primer pueblo del Caribe mucho antes de la llegada de los españoles
Historia
Las cinco pandemias más letales de la historia de la humanidad
Historia
15 vacunas que han cambiado la historia de la humanidad
Historia
La noche de Halloween, el Día de Todos los Santos y el Día de los Muertos: ¿Qué tienen en común?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved